Tormenta tropical inminente en el Caribe nicaragüense







Lago Xolotlán crece


Managua.- El Centro de Huracanes de Estados Unidos advirtió esta tarde acerca de la formación organizada de un nuevo fenómeno natural, un área de baja presión sobre el oeste del mar caribe a 170 millas de la costa caribe de Nicaragua, con posibilidades de que el sábado se convierta en Tormenta Tropical, descargando mucha más agua en las regiones sur y norte del caribe, el triángulo minero, Matagalpa y Jinotega.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del gobierno, Rosario Murillo dijo que el Presidente Daniel Ortega se encuentra monitoreando permanentemente la situación y que alertó a las diferentes instituciones gubernamentales a prepararse para la nueva eventualidad.

Precisó que el delegado presidencial, Lumberto Campbell fue instruido por el Jefe de Estado para ir a la costa caribe a organizar las medidas de prevención. Campbell también tuvo a su cargo la evacuación masiva de miles de nicaragüense cuando en 1988 el Huracán Juana devastó la costa caribe de Nicaragua.

“El Comandante Lumberto Campbell, Secretario de la Costa Caribe, se dirige ya hacia Bilwi, está pasando por Río Blanco, va  por tierra. Él ha orientado a todos nuestros hermanos y hermanas de las zonas que correrían algún tipo de peligro, de estar en máxima disposición”, destacó.

Murillo consideró que este nuevo fenómeno es “una amenaza más del clima enloquecido sobre nuestro territorio” y explicó que esto es producto de “esta naturaleza que tanto hemos golpeado los seres humanos con el modelo capitalista global, depredador, que Su Santidad Juan Pablo II denunciaba como pecaminoso”.

“Demos gracias a Dios que tenemos un modelo efectivo de atención, de mitigación, de promoción y defensa de la vida, de protección de las familias nicaragüenses”, manifestó, mientras llamó a los nicaragüenses “a tener la fe en Dios y en la Virgen Santísima que vamos a salir adelante, haciéndole frente a todas las tragedias porque son tragedias aún para las familias que ya están viviendo las alertas”.

Por su parte, el Subdirector del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), Jorge Castro, alertó que los suelos ya están saturados y no tienen capacidad de absorción por los acumulados desde el 10 de octubre, por lo que cualquier gota de agua que caiga se convertirá en escorrentía en las superficies y por ello han alertado a la Defensa Civil ha observan los peligros de derrumbes en toda la cadena volcánica de Nicaragua, sobre todo el macizo formado por los volcanes Concepción y Maderas en la Isla de Ometepe, una montaña en Dipilto y el Cerro Muzún en Río Blanco, Matagalpa.

Ahondó que la parte norte del caribe norte se encuentra bajo lluvia y esperan que las precipitaciones se incrementen en las siguientes horas… Castro resaltó que el fin de semana esperan un agravamiento de la situación lluviosa en el país y por ello se deben tomar medidas en cada uno de los territorios.

El Presidente Ortega convocó al Gabinete de Seguridad y al Comité Nacional de Emergencia para tomar decisiones frente a la amenaza ciclónica.

EJERCITO SE DESPLIEGA PARA SOCORRER

El Ejército de Nicaragua desplegará hasta cinco mil combatientes para socorrer a la población y mitigar los daños, si empeoran las actuales condiciones climáticas del país, informó hoy el general Mario Perezcasar.

En entrevista con la televisión nacional, el jefe de la Defensa Civil explicó que los preparativos responden a las indicaciones del mandatario Daniel Ortega, pues el territorio nacional continúa bajo los efectos de un evento meteorológico extremo, cuya magnitud podría aumentar.

No hay señales de que la situación cambie en los próximos días, por tanto estamos en el deber de mantener nuestras unidades en completa disposición combativa, indicó el jefe militar.

También se esperan precipitaciones para las dos regiones autónomas caribeñas y la aparente calma que existe hoy en Managua, por el cese momentáneo de los aguaceros, no debe analizarse como el fin de los peligros, alertó el especialista.

LAGO XOLOTLAN CRECE

El lago Xolotlán, ilustró, continúa recibiendo agua de toda la zona norte, ello indica la posibilidad de nuevas y mayores inundaciones, en un primer momento, afirmó, podrían ser evacuadas unas 100 familias residentes en las áreas aledañas y si la cota máxima del embalse llega a la altura del año anterior estaríamos trasladando a unos 600 núcleos.

Actualmente, el nivel llegó 42,50 metros sobre el nivel del mar, representa un riesgo inminente para las ciudades de Managua, Tipitapa, San Francisco y Mateare, porque cuando el lago crece abarca a estos cuatro territorios que conforman una cuenca de más de mil 400 kilómetros cuadrados, comunicó el funcionario.

Si el lago sube a 43,50 metros habrá que trasladar a unas 600 familias, si sobrepasara esa cota estaríamos obligados a sacar del lugar más de 900, pero están preparados los albergues, aseguró.

El Ejército como parte del sistema nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) tiene desde hace dos años un plan nacional para estas contingencias, recordó.

Informe Pastrán




Comments