Lo correcto es "Presidente" y no "Presidenta"







Por el Lic. Julián Frech Ayub


Este es un error que se viene cometiendo en contra de la lengua Castellana y sus reglas ya establecidas. En los medios de comunicación nos hemos visto con la disyuntiva de su utilización como producto de una mala interpretación del “Feminismo”, pues inclusive recibimos boletines de Casa Presidencial y otras instituciones gubernamentales en donde claramente utilizan “Presidenta” para referirse a nuestra nueva “Presidente” de La República de Costa Rica.

Desde hace muchas semanas he sentido una tremenda incomodidad al verme obligado (pues la mayoría así lo emplea) a utilizar “Presidenta en lugar de “Presidente” en mis escritos y los revisados de los escritos de otros.


Un amigo me comentaba que: por ejemplo; si nosotros los hombres “por machismo mal interpretado” cometiéramos el mismo error al referirnos a “un colega” empleáramos el término “colego”, es decir: “Estimado colego”… y así por el estilo.


La verdad es que es la “preposición” la que debe definir si la persona es “femenina” o “masculina”. Algunos ejemplos serían: “el colega y la colega”, el “Presidente y la presidente”,  “el piloto y la piloto”.


También me di a la tarea de de escudriñar al respecto, encontrando en primer lugar, que la Real Academia Española, así lo tiene estipulado. Por otra parte, encontré varias explicaciones de Filólogos al respecto, las cuales resumí debajo.


“En español existen los participios activos como derivados verbales.


El participio activo del verbo atacar, es atacante
el de sufrir, es sufriente,
el de cantar, es cantante,
el de existir, existente.

¿Cuál es el participio activo del verbo ser?
El participio activo del verbo ser, es 'ente'. El que es, el ente. Tiene entidad.

Por ese motivo, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad para ejercer la acción que expresa un verbo, se agrega al final de su raíz la terminación 'ente'.

Por lo tanto, a la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independiente del sexo que tenga.

Se dice capilla ardiente, no ardienta.
Se dice estudiante, no estudianta.
Se dice adolescente, no adolescenta.
Se dice paciente, no pacienta.

Un buen ejemplo de lo mismo:

"La presidenta era una estudianta adolescenta, sufrienta y poco pacienta, que quería ser eleganta, para que la nombraran representanta y además llegar a ser integranta independienta de la asamblea constituyenta."

"¡Qué mal suena, Presidenta, política dirigenta, que se ponga tan violenta con el pobre castellano, para quedarse contenta!"


Para terminar, deseo manifestarles que nosotros hablamos “Castellano” y no “Español”, pues en España existen otras lenguas como: gallego, vasco, catalán y otras.


Comments