FMI exige eficiencia fiscal y no despilfarrar







El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió ayer a los encargados de la política fiscal de Centroamérica ser más austeros y transparentes en el uso de los fondos públicos, porque ya no quiere seguir siendo el "apaga fuego", es decir, el prestamista de última instancia. Ese es el sentir del equipo de economistas que trabaja para el Fondo, asesorando a los gobiernos de 187 países que lo integran sobre cómo administrar con transparencia y austeridad los ingresos provenientes de los impuestos, y que con frecuencia es reclamado por el sector privado de la región.

En el caso de El Salvador se requieren más reformas, a partir de un pacto fiscal, como requisito indispensable para avanzar hacia la superación de la crisis económica que lo afectó en 2009. "Yo diría que en los países que ya han pasado una reforma fiscal, todavía no se ha acabado el proceso de fortalecimiento de las finanzas públicas", dijo Fernando Delgado, representante regional para Centroamérica, Panamá y República Dominicana del FMI. Delgado destacó que ello es necesario si se quiere un modelo de sociedad más "inclusivo", con una mayor atención a las clases más desfavorecidas, de manera que tengan acceso a un sistema educativo, de salud y de infraestructura que, a su vez, potencie la competitividad de la región.

Sobre este punto llamó la atención de la empresa privada, la que -dice- debe pensar "más allá del corto plazo, porque la visión del empresariado de que cualquier alza de impuestos le hace perder competitividad sólo es cierto para uno o dos años después de una subida de impuestos, pero no para el largo plazo". También dice que es necesario que los gobiernos adopten medidas de austeridad y de mayor control sobre el gasto para no "malgastar esos recursos", como en el caso de El Salvador, ni dar paso a la corrupción, sino que deben ir a fomentar la base productiva del país en cuanto a infraestructura física y humana (educación y salud), porque ambos aspectos son importantes y complementarios para mejorar la competitividad del país en general y de las empresas en particular, informó El Diario de Hoy.

Carta Bodán




Comments