Principal‎ > ‎

Felices a la fuerza

publicado a la‎(s)‎ 28 feb. 2013 15:49 por Nicaragua Hoy Revista Informativa
Por Sergio Ramírez M.

Escritor nicaragüense

Los fundamentalistas empiezan siempre por buscar como imponer sus reglas morales cuando toman el poder. Cada quien tiene sus convicciones políticas o religiosas, sus formas de ver la familia, las relaciones entre vecinos, y puede vivir con ellas en paz para tranquilidad propia y de los demás. El problema empieza cuando esas concepciones se convierten en códigos rígidos que reglan la conducta social e individual, y se aplican a los demás como política de estado. Códigos de buen comportamiento, de recta conducta, de perfección moral. Y lo peor, códigos de la felicidad. El Estado decreta que todos debemos ser felices, de acuerdo a las fantasías de quienes imponen esas normas.




Comments