Fabio Gadea, el guionista de cuentos que desafía al poderoso Ortega







Fabio Gadea, que competirá el domingo por la Presidencia de Nicaragua en los comicios en que Daniel Ortega es favorito a la reelección, es un guionista y empresario radial metido a la política, católico ferviente, voluntarista y apasionado de la literatura. Gadea, que el 9 de noviembre cumplirá 80 años, es el candidato de la alianza opositora encabezada por el Partido Liberal Independiente (PLI), la mayor de las agrupaciones dentro de la dividida derecha nicaragüense.

"Le hemos pedido a Dios que nos acompañe... y si Dios está con nosotros, ¿quien contra nosotros?", declara el político con optimismo, sin inmutarse por los 18 puntos de ventaja que según la última encuesta, de la firma CID Gallup, le lleva su rival de izquierda. En declaraciones a la AFP, Gadea aseguró que quiere aprovechar los últimos años de su vida para darle a Nicaragua "un gobierno honrado", comprometido "con los principios de respeto a la vida, la libertad, la democracia y los derechos humanos".

A pesar de su agitada vida política y empresarial, es un hombre sencillo que se manifiesta en la vida íntima, que gusta de pintar cuadros paisajísticos y visitar los pueblos de su "querida Nicaragua" para escuchar los cuentos y leyendas de la tradición oral. Nació en la montañosa ciudad de Ocotal, en el departamento de Nueva Segovia, donde en su niñez, hurgando en la biblioteca de su tío, descubrió una obra que habría de marcarlo: "Los Miserables" del francés Víctor Hugo.

"Un lector apasionado"

Ese libro "me impresionó" profundamente por su visión sobre los valores humanos, la justicia, la revolución y por su retrato de París, tan fiel que años después, cuando estuvo por primera vez en esa ciudad, tuvo la sensación de haber estado allí anteriormente. Quizá de su encuentro literario con Víctor Hugo deriva su pasión por la literatura, particularmente la gran novela latinoamericana, la de Vargas Llosa o Gabriel García Márquez, de cuyas obras recita párrafos enteros. "Soy un lector apasionado", dice Gadea, autor también de dos libros de cuentos. No obstante, el candidato favorito de la oposición, también diputado del Parlamento Centroamericano, es básicamente un autodidacta.

Cursó la secundaria en colegios públicos en su tierra natal, pero no pudo ir la universidad. Muy joven aún emigró en los años 40 a Managua, donde empezó a trabajar como locutor de radio, oficio por el que sería ampliamente conocido en su país, incluso en lugares remotos. Su bastión electoral está principalmente en el campo. Su salto de popularidad fue la creación en 1959 del personaje radial "Pancho Madrigal", un campesino que relata leyendas y mitos rurales, considerado un clásico del radioteatro nicaragüense. El éxito se refleja en 52 años en el aire y 12.000 guiones.

Gadea, quien satisfecho dice que en su recorrido por el país durante la campaña lo reconocen por "Pancho Madrigal", fundó en 1965 Radio Corporación -principal de la oposición- y se convirtió en empresario. Opositor a la dictadura de Anastasio Somoza, que cayó en 1979, entra en conflicto con la cúpula sandinista y en 1982 se une a las fuerzas de la contrarrevolución, por lo cual se ve forzado a exiliarse en Costa Rica y luego en Miami, Estados Unidos. Gadea, a quien sus allegados describen como jovial, que gusta de hacer chistes, franco y directo, es padre de seis hijos y está casado con Thelma Voguel, su compañera de hace 33 años.

Principales datos electorales

Nicaragua votará el domingo para elegir un nuevo presidente. El favorito es el actual mandatario, Daniel Ortega, con lo que obtendría la reelección postulado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Los siguientes son algunos datos relevantes sobre la nación centroamericana, según la agencia Reuters: Nicaragua, con extensos lagos, bosques tropicales y volcanes activos, es el país más extenso de Centroamérica y tiene una población de unos 5.8 millones de habitantes. Se estima que casi un millón de nicaragüenses viven en el exterior, sobre todo en Estados Unidos y la vecina Costa Rica.

Durante principios del siglo XX, el país se caracterizó por la inestabilidad política e intervenciones armadas de Estados Unidos. El general nacionalista Augusto Sandino encabezó entre 1927 y 1933 a los rebeldes opuestos a la ocupación de marines de Estados Unidos. Sandino fue asesinado en 1934 por efectivos del general Anastasio Somoza, quien dirigió una prolongada dictadura familiar. La dinastía de los Somoza, que contó con el apoyo de Estados Unidos, terminó en 1979 luego de una lucha de insurgentes izquierdistas, que tomaron el nombre de Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Nicaragua todavía carga con cicatrices de su guerra civil, que cobró más de 30,000 muertos y heridos y dejó un país exhausto y con una economía en ruinas. Ortega llegó al poder por primera vez en 1980 -primero como coordinador de una junta de Gobierno tras la salida de Somoza y luego como presidente electo en 1984- y Estados Unidos le impuso un bloqueo económico y patrocinó a rebeldes derechistas de la "contra" (contrarrevolucionarios), que intentaron derrocar al gobierno sandinista. La nación exportadora de café es el segundo país más pobre de América después de Haití.

Carta Bodán


Comments