Alerta verde por erupción de volcán Turrialba



Listado de subpáginas










Imagen de la actividad del volcán Turrialba en diciembre de 2007. / Imagen cortesía de El Azucarero.com

San José.- El costarricense volcán Turrialba, de 3.340 metros sobre el nivel del mar, tiene un pasado ligado con Nicaragua. Durante uno de sus más violentos procesos eruptivos, en febrero del año 1866, expulsó cenizas que cayeron en el chinandegano Puerto de Corinto, a 465 kilómetros de distancia.

Esta tarde y tras un largo silencio de cuarenta años, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de Costa Rica decretó alerta verde para todo el cantón de Turrialba, en la provincia de Cartago, donde está ubicado el volcán que lanzó un sedimento blanco que la población ha identificado como cenizas.

Hay angustia entre los vecinos de la zona. Un reporte del telenoticiero "Repretel" indica que el agua está saliendo "contaminada" por el sedimento volcánico. Reportan además la emisión de gases y un aumento en la sismicidad del sector, afirmaron fuentes de la CNE.

Expertos de dicha institución, científicos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) y socorristas de la Cruz Roja, se han desplazado a Turrialba en una labor de "prevención".

Los científicos afirman que el sedimento expulsado hasta el momento es el que se ha venido acumulando en el interior del volcán durante los últimos años, pero no descartan que se produzcan erupciones más fuertes que incluyan "materiales juveniles", sobre todo porque "se trata de energía nueva nunca antes observada en el coloso", afirma el diario La Nación.

El Turrialba está ubicado a unos 16 kilómetros al N.O. de la ciudad cartaginesa del mismo nombre. El volcán tiene una cima con 3 cráteres principales. Uno al este ocupado por un cuerpo de agua intermitente, somero y de unos 100 m de diámetro. Un cráter central en cuyas paredes se observa actividad fumarólica; también posee un lago intermitente gracias a las abundantes precipitaciones de la región.

El ultimo período eruptivo se dio entre 1864 y 1886, cuyos materiales de caída afectaron severamente el Valle Central. Posterior a este período se tienen reportes de actividad fumarólica en 1899, 1920, 1957, 1969, 1971 y desde 1980 hasta el presente. Posteriormente el volcán ha mantenido hasta el presente actividad fumarólica de baja temperatura en los cráteres central y oeste.

En el año 2007 se reportó una significativa expulsión de vapor y gases, pero sin mayores consecuencias para los vecinos.


Los expertos del Ovsicori se muestran muy cautelosos en sus declaraciones para no provocar pánico entre los pobladores de las zonas aledañas. Sin embargo, el vulcanólogo Eliécer Duarte, del Ovsicori, insistió a La Nación que hoy se dio un cambio drástico en el comportamiento del volcán Turrialba.

Aunque en forma mesurada, recordó que eventos como el hoy usualmente se producen antes de una erupción de mayores dimensiones.

Vecinos de poblaciones cercanas a Turrialba insisten en que sigue cayendo ceniza, un material "negro y arenoso", contradiciendo así lo afirmado por los científicos del Ovsicori.

Pobladores de lugares como San Pablo, San Gerardo y San Martín de Oreamuno, en la parte norte de Cartago, aseguran que el material volcánico se depositó en cantidades importantes sobre sembradíos, así como en los techos de las casas y en los parabrisas de los autos.

Así también se pudo observar en las tomas de la televisión local, donde los vehículos de la televisora, ambulancias y otros, aparecían cubiertos de una mezcla de color plomizo, producto de una llovizna intensa y del material arrojado por el volcán Turrialba.

Ninguna fuente oficial ha reportado lesionados hasta esta hora.

Comments