En busca del vellocino de oro







MEMORIA HISTÓRICA NICARAGÜENSE (III)



Por Julio Ignacio Cardoze

Abogado


Y mientras celebraban la "victoria", bailando y gritando en media calle Mambo…mambo…que rico el Mambo…caminando abrazados Edén Pastora, Tomas Borge, Bayardo Arce, Daniel Ortega, apenas llegado el día anterior en una avioneta a León desde el refugio seguro en San José, Costa Rica, se disfrazó como que había estado en fatiga de combate, para las fotos, sin rasurarse, despeinado, sucio, mal encarado como siempre y arrugado…junto a toda la Dirección Nacional de futuros tiranos corruptos… Mientras tanto, en otros lugares de Nicaragua empezaba la pesadilla de la larga noche triste que ya dura 31 años.  

La mal llamada revolución sandinista es un cuento de horror. Además de robos y la más pérfida corrupción de los valores religiosos, cívicos, morales y éticos, fue de desprecio absoluto por la vida. Lo que se vio apenas se apoderaron de Nicaragua a sangre y fuego, fueron escenas dantescas y macabras como las que se ven en las películas de terror, enterramientos por todos lados, cuerpos humanos en descomposición, putrefactos, engusanados, huesos y calaveras a flor de tierra en las fosas comunes, como, solo por mencionar un ejemplo, la de la Hacienda La Montañita de Santa Ana, por el lado de Assese en Granada, con los crímenes conocidos en los reportes de los derechos humanos de la OEA, como los crímenes de La Pólvora.

Testimonios terribles de cadáveres siendo apilados por un tractor como basura para rociarlos de gasolina y pegarle fuego. Visones macabras en los potreros de Granada, en los llanos de Nueva Guinea, en las playas del lago de Granada frente al Colegio Centroamérica… en los potreros de Estelí, en los cafetales de Matagalpa, en León, en la zona del volcán de Masaya, en los cafetales de Jinotepe y Diriamba, en los cañaverales de Rivas y Chinandega…en los guayabales de Chontales, en Bluefields, en Puerto Cabezas…en las márgenes del Río Coco en las orillas del San Juan, en Waspan, en las minas, en Juigalpa, olor a muerto por todas partes…fosas comunes mal tapadas…huesos y calaveras humanas relamidas y masticadas  por las fieras hambrientas…asaltos a las cajas de seguridad de los bancos para llevarse las joyas…

Y todos estos crímenes se cometieron mientras gobernaba la JUNTA DE GOBIERNO DE RECONSTRUCCION NACIONAL INTEGRADA POR: VIOLETA DE CHAMORRO, SERGIO RAMIREZ MERCADO, ALFONSO ROBELO CALLEJAS, DANIEL ORTEGA SAAVEDRA, MOISES HASSAN MORALES. Durante el periodo de la JGRN, que duró hasta 1985 cuando Daniel Ortega, a la brava como siempre, fue hecho presidente, fueron también miembros de la junta de gobierno Arturo Cruz Porras y Rafael Córdoba Rivas, después de la renuncia de doña Violeta y Robelo,

En realidad, del FSLN y sus dirigentes, no se podía esperar nada bueno. Por ejemplo: conocí y tuve amistad con el doctor abogado Rafael Saavedra por muchos años sub.-director y director de Aduanas de Nicaragua. Uno de los funcionarios mas probos, capacitados y correctos que he conocido. Liberal, pero sin ser político militante. Una eminencia en leyes y regulaciones aduaneras, reconocido a nivel centroamericano. Uno de los autores del código aduanero centroamericano. Uno de los pocos que tuvo su cargo en la función publica por meritos. Hombre dedicado totalmente a su trabajo y a su familia. Pues bien, en la época del triunfo sandinista, un grupo de los "muchachos" llegó a su casa, lo sacaron a la calle y delante de su familia en una pila de llantas de carro lo quemaron vivo.

Así llegaron pero ¿Dónde estaban y como protestaron contra los crímenes los ahora llamados respetables politólogos, catedráticos, intelectuales, filósofos, magistrados y presidentes de la Corte Suprema de Justicia, empresarios, de la sociedad civil que colaboraron con el gobierno sandinista del FSLN, entre el 19 de julio 1979 al 25 de Abril de 1990 cuando tomó posesión doña Violeta, que nunca se quejaron, volvieron la vista hacia otro lado y ahora se rasgan las vestiduras y quieren darnos lecciones de democracia con cara de aquí no ha pasado nada? ¿Acaso no fue su complicidad y tolerancia la que ayudó a crear el monstruo? ¿Tanto intelecto junto no pudo advertir la desgracia que se veía claramente caer encima sobre Nicaragua con su colaboración?

¿Por qué no se integró una comisión de la verdad, cuando los sandinistas perdieron las elecciones a partir del 25 de abril de 1990, como hicieron en otros países?

O por el contrario, que puede esperar Nicaragua de una sociedad que produce personajes como Miguel Obando y Bravo, Jaime Morales Carazo y Arturo Cruz Sequeira, por mencionar solo tres, que supuestamente habiendo combatido a Daniel Ortega y al FSLN, y denunciado sus crímenes y corrupción, mientras estuvieron en las planillas de la CIA o sacando dinero de los organismos internacionales, (porque su oposición a Ortega/FSLN no fue de gratis, recibieron paga y viáticos de primera clase) y cuando esos fondos se les terminaron siguieron después como cómplices y aliados en la planilla de Ortega, ocupando cargos en su gobierno tan campantes, alegres y contentos, como si no hubiera pasado nada, a pesar de los terribles crímenes que antes ellos mismos denunciaron.

¿De que se quejan? Ortega/Murillo (Dirección Nacional) fue y es un proyecto de la sociedad civil nicaragüense, como el famoso Frankenstein fue del Doctor Víctor Frankenstein. Víctor Frankenstein quiso ser poderoso y usurpar el poder de procreación. Pero frustró sus ambiciones: la criatura que dio a luz se rebeló contra su creador. El Dr. Frankenstein comienza a darse cuenta que ha creado un monstruo. Pero es demasiado tarde, no puede hacer nada. Es así como el monstruo Frankenstein termina por destruir a su “padre”.Como se ve en la película Frankenstein es un ser formado con pedazos de cadáveres de cuerpos de ladrones y asesinos, un brazo por aquí, una pierna por allá, “el mal cosido al mal” que jamás dará las gracias por su creación.

Frankenstein, fue capaz de acciones como tratar de ayudar a los pobres, sentir pasiones, enamorarse. Hasta sintió necesidad de aprender a leer y hablar... como las personas “normales” pero no pudo evitar su pérfida naturaleza ni sus alevosos instintos fuera de lugar ni el repudio por su horrible apariencia y es entonces cuando Frankenstein empezó a recapacitar sobre su creador y se llenó de odio contra él. Quiso venganza y desear que su “creador” se sintiera como él, solo y despreciado y un material controlado por él...


Últimamente, a medida que se acercan las elecciones, incongruentemente vemos como se ha desatado una fiera guerra de opiniones, repudiando a Arnoldo Alemán y buscando el nicaragüense perfecto que debe ser el próximo candidato, para oponerle a Ortega, particularmente entre la burguesía tradicional y el gran capital. Se lo imaginan uno elegante, burgués del gran capital, con éxito en los negocios, experto en la bolsa de valores de N.Y. explorador, alpinista, que va de safari al África, popular en los clubes sociales, buena gente y que trata bien a sus trabajadores, una especie de personaje moderno que mas merece estar en las paginas de HOLA y no dirigiendo un país donde el 90% de la población vive en la pobreza y de esos el 50% sobreviven hambreados.

Dentro del curriculum que han diseñado para el candidato perfecto, no se incluye experiencia en haber ido a explorar La Chureca y sus alrededores, mucho menos haber puesto la bandera de Nicaragua en la parte mas alta de la montaña de basura. No se incluye experiencia en la luchas contras las dictaduras, ni experiencia en la lucha por los derechos humanos, el Estado de Derecho, ni la Justicia social, mucho menos haber arriesgado el pellejo ni su dinero, ni su bienestar ni el de su familia, en la causa patriótica, mucho menos poner en riesgo su vida, ya no digamos haber sufrido una carceleadita, cuando miles de sus conciudadanos eran garroteados y torturados en las cárceles sandinistas por los amables y cariñosos pupilos de Tomas y Lenin.

Al mismo tiempo que sueñan despiertos, dan la impresión que ya no están tan seguros de Eduardo Montealegre, porque han salido a relucir otros nombres. Digo incongruentemente, porque estos perfeccionistas de nuevo cuño, de ahora, no entre el 19 de Julio de 1979 y el 25 de abril de 1990, piensan hacer, en los pocos meses que quedan, lo que no han podido hacer en los años anteriores, y además, porque sus esfuerzos son fantasías y ficciones, puesto que las candidaturas solo pueden ser propuestas por los partidos autorizados a hacerlo y entre estos el más fuerte es el PLC en la oposición a Ortega.

Vale decir, que ninguno de los nombres que han salido a la palestra como alternativa a Arnoldo Alemán, repito, ninguno, llena los requisitos de civismo, principios éticos, honorabilidad a toda prueba, trayectoria de sacrificio patriótico, por la justicia social y el Estado de Derecho, ausencia de oportunismo y escala de valores inalterable.

En Nicaragua han existido y existen personas honorables, sacrificadas, patriotas, dedicadas a la causa de la democracia de forma consistente, e inalterable, que son, o fueron, consecuentes con sus ideas y principios y tienen una escala de valores ciudadanos, éticos y morales a toda prueba. ¡Claro que los hay! Pocos, pero los hay, (aunque no veo ninguno disponible en la actualidad), pero desgraciadamente no son populares ni la enferma sociedad les reconoce sus meritos, posiblemente porque no ganan millones en sus operaciones financieras o porque no suben el Kilimanjaro, pues ocupan su tiempo en cosas mas banales como preocuparse por los derechos humanos, civiles y sociales de Nicaragua.

Por mencionar algunos de esta rara especie, nicaragüenses con alto sentido del sacrificio, deber y dignidad. Uno de esos personajes dedicado a la causa de Nicaragua en las últimas décadas es José Esteban González, que ha estado consagrado a tiempo completo a la causa patriótica, de forma continua, desinteresada y consistente, y que habiendo heredado capital, lo gastó en su vocación de servir a la sociedad, no para servirse de ella. José Esteban, luchó duro contra Somoza, fue una espina dolorosa ensartada en las costillas de Somoza, nunca lo dejó en paz, luchó contra el gobierno del FSLN/Ortega/Dirección Nacional, e igualmente denunció sus crímenes, ha sido una especie de Quijote nicaragüense. Nunca he visto en ningún medio una historia reconociendo la labor y sacrificios por los derechos humanos de José Esteban.

Posiblemente no lo reconocen, porque no es de los que ha hecho capital aprovechándose de la causa, sino que más bien lo gastó luchando por la causa. Por eso dicen que en Nicaragua que el que no se aprovecha es un baboso. En ese sentido mi amigo José Esteban González, es un gran baboso, pero puede caminar por la calle con gran dignidad y orgullo.

Entre los que conozco o he conocido en esta categoría de carácter, desprendido, dignidad personal, escala de valores morales y éticos a toda prueba,  y dispuestos a arriesgarlo todo y a sacrificarlo todo por la causa, o son modelo de probidad y honorabilidad, que es lo que necesita la Nicaragua actual, como José Esteban González, en el pasado pienso en el doctor Lacayo Farfan y el doctor Alejo Icaza, ambos del PLI, cuando el PLI tuvo gran prestigio moral, en el pasado mas reciente a Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, a Jorge Salazar, al doctor Emilio Álvarez Montalbán y a José Francisco Cardenal.

Personajes de esta calidad son un tipo raro en Nicaragua, no se rinden, ni se venden, ni se dejan chantajear. El problema para este tipo de personas, es que, o pierden la vida o pierden el capital, o no avanzan en la política. Y eso no es para cualquiera. Pero por ahí debe quedar alguno que otro, de eso estoy seguro.

No cometan mas errores como los cometidos cuando ayudaron a subir al FSLN y estos cometieron tantos crímenes, en vez de estar buscan al personaje perfecto, deberían darse cuenta que no van a hacer en el poco tiempo que falta, lo que no han hecho en años, que la única solución actualmente, es una oposición unida, con un buen programa que llene las aspiración de la ciudadanía, encabezada por Arnoldo Alemán con Eduardo Montealegre como segundo. No hay tiempo que perder, no se pueden improvisar líderes que lleguen a los sentimientos del pueblo, ni se pueden nombrar candidatos por capricho, solo los partidos autorizados pueden proponer candidatos.


…Mambo…mambo…
Ya estaban robando…
Y se estaban emborrachando…
Mambo…mambo…
Cuando los estaban matando…
Mambo…mambo…
Mientras unos pierden el tiempo
Mambo…Mambo…
Los otros están gozando
Mambo…Mambo…
…Que rico el mambo


Comments