Empresarios: "Hay un nuevo líder de la oposición"







Managua.- El vicepresidente de la Asociación Americana de Cámaras de Comercio (AACLA), Cesar Zamora Hinojos, aseguró que a pesar de la irregularidades reportadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea en las elecciones del seis de noviembre pasado, incluyendo "el disgusto de los partidos de oposición y posteriormente la violencia", también se reportó "paz y alta participación" de la población para ir a votar. "Yo creo que eso es importante para el desarrollo de la democracia de Nicaragua", declaró a Canal 8.

"Creo que no hay duda que el candidato que recibió mas votos fue el presidente Daniel Ortega y se le reconoce a través de la OEA a través del conteo rápido y por eso le dan seguridad que el presidente (Daniel) Ortega fue electo. También sin lugar a dudas hay un nuevo líder de la oposición en Nicaragua: El PLI (Partido Liberal Independiente), con el liderazgo de (Eduardo) Montealegre, quien es el nuevo líder de la oposición en Nicaragua", afirmó.

Para el gerente país de la empresa AEI Energy, el partido FSLN y la nueva oposición liberal deben sentarse a platicar para resolver los temas pendientes en la agenda política del país. "Ellos, a través de la votación de la gente, son llamados a sentarse con transparencia y buscar la solución política a los problemas que estamos enfrentando. No es un reclamo solamente del empresariado sino de la ciudadanía", precisó.

"Que se respete la voluntad del pueblo"

Que la oposición liberal acepte o no los resultados de estos comicios electorales es "una discusión entre políticos de partidos políticos que fueron al proceso electoral", indicó Zamora. "Nosotros como ciudadanos fuimos a votar y lo único que queremos es que se respete la voluntad del pueblo, que los asignados; los que quedaron electos, pues asuman la responsabilidad del caso", reiteró.

Según Zamora, las organizaciones políticas tendrán más contacto con la sociedad civil y encontrarán posiciones de "liderazgo y de negociación". "Los partidos políticos tendrán que hablar con los empresarios -están hablando con los empresarios- y con sus consejeros y con la comunidad internacional. Desde el Cosep, Amcham, el gran capital, la demanda es que los políticos se pongan de acuerdo", sostuvo.

Para el empresario, la "democracia" se basa en que la nación trabaje en unidad para "visionar un país para todos" y enfatizó que "a través del diálogo (se deben) fortalecer los mecanismos para que los siguientes procesos electorales sean incluyentes y que no vuelvan a repetirse los acontecimientos de estos procesos electorales, pero para eso está la clase política", expresó.

La responsabilidad de la nueva oposicion liberal

Según el empresario, la oposición debe asumir sus posiciones en el Estado nicaragüense y a partir de ello "generar propuestas, llegar a acuerdos y cumplir con esos acuerdos". "De eso se trata la democracia: De asumir posiciones políticas en el país", determinó. "Tanto el presidente electo (Daniel Ortega) como el líder de la oposición (Eduardo Montealegre) tienen que sentarse de manera transparente, propositiva y plantearse los problemas de cara al progreso del país", indicó.

Dijo que el sector privado y el gobierno ha funcionado porque los actores han sido sumamente pragmáticos y propositivos. "El equipo economico del presidente Ortega, tanto el presidente del Banco Central, el asesor económico, Bayardo Arce, la gente de Pro Nicaragua, el ministro de Construcción, el ministro de Energía... todos defienden posiciones en defensa del Estado, pero también con altos niveles de comunicación con el sector privado. Ha habido reuniones que no han sido fáciles, pero siempre han sido respeturosas y hay una lecciones aprendidas de como ir resolviendo los problemas", detalló.

Insistió que el reto del sector privado es buscar los mecanismos económicos para que el país siga creciendo. "Traer más inversión tanto de afuera como de los propios nicaragüenses y buscar que las estructuras institucionales se respeten; demandar que el sistema judicial sea bueno para vos y para mí y para todos y seguir dialogando con las autoridades, con los trabajadores, con las sociedad civil y con los partidos políticos", especificó.

No llamar a la violencia

Zamora criticó a la alianza PLI-UNE, porque, según él, en diferente momentos del proceso electoral llamaron a la violencia a sus simpatizantes políticos. "Por eso el tema durante el proceso electoral se empezó a hablar de que si yo no ganaba la violencia iba a venir y no iba permitir... que si yo no ganaba la violencia se iba a manifestar, como lo manifestó un grupo político. Al final con las palabras se incian las guerras. Fue un énfasis sustancial de la gremialidad empresarial de cero violencia", afirmó.

Lamentó la muerte de nicaragüenses en la comunidad San José de Cusmapa. "Nosotros venimos construyendo, venimos de matarnos y no queremos más matanza. Y seis muertos es demasidado y hay que ser claros y enfáticos: Aquí no puede haber muertos por diferencias políticas", indicó. Además, señaló que es "responsabilidad" de los liderazgos llamar a la "cordura". "El llamado que hizo el ex presidente (Arnoldo) Alemán después de la derrota del PLC de decir: Todo menos violencia, nosotros vamos después del proceso electoral a reclamar, pero dentro del civismo democrático y creo que eso es importante y marcó una tendencia", señaló.

Refirió que puede defenderse el voto, pero sin "llegar a la violencia". "No hay argumento más fuerte que la verdad y los partidos políticos están llamados a que si tienen denuncias, deben aportar pruebas y eso es lo que manifestó la OEA en su informe: Entréguenme pruebas, sigan los procesos, denuncien, sigan lo que dicen la ley, la ley tras la ley. Es importante que vayamos ejercitando esos mecanismos para que nosotros y la oposición y los gremios nos sintamos cómodos en estos procesos electorales", manifestó.

Carta Bodán


Comments