Principal‎ > ‎

El camino de PJCH

publicado a la‎(s)‎ 10 ene. 2013 20:51 por Nicaragua Hoy Revista Informativa
Por Carlos F. Chamorro

Director de Confidencial de Nicaragua

En medio del estado de profunda desolación que vive Nicaragua en estos tiempos, la figura de mi padre, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, emerge como una luz solitaria de aliento y esperanza, que a la vez marca un camino inevitablemente tortuoso y plagado de adversidades para quienes se atrevan a transitarlo.

Después de una revolución popular fallida y una transición democrática abortada, el país se debate entre la consolidación de un proyecto político autoritario, el conformismo de la clase empresarial, la pasividad y resignación de las mayorías empobrecidas, la debilidad de la sociedad civil democrática, y la ausencia de un liderazgo político y moral que represente una posibilidad de cambio social verdadero.

A contrapelo de la carencia de un auténtico proyecto nacional, el legado de PJCH resulta esperanzador, pues confirma que el país cuenta con una reserva de valores éticos y un pensamiento democrático estratégico. Permite constatar que en efecto existe un ideario de reformas estructurales: económicas, sociales, políticas e institucionales, una agenda de reformas democráticas pendientes que no forman parte del expediente del fracaso porque nunca se han puesto en práctica a cabalidad. Pero al mismo tiempo nos recuerda que el camino del reformismo democrático, cuya semilla sembró en los años 70 en condiciones de adversidad aún peores que la actual, exige convencimiento ideológico y coherencia personal, una buena dosis de innovación política, y sobre todo la determinación de asumir riesgos para enfrentar las represalias del poder. Su asesinato a manos de la dictadura, hace 35 años, selló con sangre ese compromiso sagrado con la Patria y su vocación cristiana de autenticidad.



Comments