El turismo de temporada







Por Alejandro José Gallard Prío

EL ARCHIVO CLVIII


Es el turismo que en corto tiempo, generalmente de tres a cuatro meses de verano o invierno, concentra a familias de aristócratas, ejecutivos de la banca, finanzas, industria y comercio, así como artistas de cine, teatro y TV; deportistas famosos y  políticos, especialmente en tiempos de elecciones. Un turismo que se ha establecido en varios lugares del mundo, tales como Ibiza en España, Monaco, Cannes y Niza en Francia, Lido di Jesolo (Venecia), Lignano Sabbiadoro (Mar Adriatico) y Lago di Como en Italia, las islas Griegas y el bello St. Petersburgo en Rusia; la famoso Isla ”Martha’s Vineyards” en Massachusetts (USA), donde se congregan familias de políticos tan dispares como los Bush y Kennedy y, los Hamptons, un grupo de poblados y villas en el Condado de Suffolk,  Long Island, New York, entre otros. Estos sitios son tan costosos, que alquilar una casa por un mes de temporada en los “Hamptons” –en verano-, oscila entre los 36 a 50 mil dolares, nos referimos a mansiones o algo similar de cuatro a seis dormitorios, totalmente amueblada y equipada. Esto no incluye el servicio domestico, que es profesional y por supuesto, costoso.

Este flujo de miles de los llamados “jet set”, deja altos réditos a los restaurantes, clubs, boutiques y negocios en general, aun cuando muchos de ellos solo operan parte del año, hay algunos, especialmente restaurantes y clubs privados, que solo abren por la temporada. Los famosos restauradores, vacacionan durante el otoño y trasladan sus servicios gastronómicos a los sitios invernales, como Vermont, Maine y Colorado en USA, los Pirineos Españoles y Franceses y los Alpes Suizos, que por lo general se extienden hasta el comienzo de la primavera.

Nosotros en Latinoamérica, tenemos el Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay (Punta del Este, con sus atractivas playas, que atraen a los “socialites” del Sur y otras partes del mundo). Argentina como Chile, tienen atracciones para las dos temporadas en sus regiones de la Gran Patagonia, donde sus montañas nevadas ofrecen una variedad de atracciones para los deportes de invierno y en el verano, el contraste de  lagos cristalinos, con infraestructura, y un clima ideal para el popular deporte de botes de velas, la pesca, así como “hiking” y ciclismo, que reúne un sofisticado y pudiente grupo de turistas, que llegan de todas partes del mundo.

Nuestro Caribe no se queda atrás. Republica Dominicana, Puerto Rico, Cancún en México y varias otras Islas del llamado bajo Caribe, atraen el turismo del norte –para ellos invierno-. En este turismo de temporada, destinos como Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Belice, Panamá, reciben grupos de USA, Canadá y Europa. No olvidemos a Cuba, con sus exclusivas áreas  turísticas, como Varadero, donde su filosofía política y forma de gobierno, no se aplica.

Conversando con un residente permanente de Westhampton Beach, uno de los bellos poblados de esta región, Don Emilio Mazariegos, nativo de Guatemala, quien desde hace 21 años, en unión de su esposa Sandra, con quien ha procreado tres hijos, trabajan y operan un pequeño negocio, me explico que, aunque el costo de vida aquí es alto, están satisfechos, debido a que el sistema escolar de este Condado (Suffolk), es el mejor del Estado de New York, pues el presupuesto de las escuelas sale del impuesto de los costosos bienes inmuebles y más aun, son pocos (un 25 por ciento) los que los habitan todo el año, por lo tanto, la población escolar es en su mayoría para los hijos de los residentes, quienes reciben una serie de servicios especializados.

Cuando hablamos sobre la afluencia de latinoamericanos en el área, me dice Don Emilio, que “los salvadoreños forman la gran mayoría, seguidos por mexicanos, portorriqueños, colombianos y centroamericanos, de los cuales, la mayoría son guatemaltecos”. Estos inmigrantes son los que mantienen la producción agrícola de la isla, así como las mansiones y sus jardines, para lo cual organizan sus propias empresas, aparte de ser dueños de pequeños restaurantes y tiendas de abarrotes con artículos y sabores de los lares nativos. Estos hermanos, que también tienen negocios de reparaciones de autos y de construcción de viviendas, no dice el ya ciudadano americano, Mazariegos, “son un ejemplo de convivio y sus éxitos y ahorros, no solo les permiten enviar remesas a sus familiares, sino que se convierten en inversiones, que en muchos casos, transforman sus pueblos”.

Me intereso tanto el tema educacional, que  le solicite a nuestro querido amigo y coterráneo, Dr. Francisco Javier Prieto-Torres, que elaborara sobre el particular, ya que él y su familia son residentes de Riverhead, uno de los poblado de los “Hamptons” y me dijo “…..habiendo sido funcionario por años del Departamento de Educación del Estado, en este Condado y ahora Asesor a nivel Federal….el sistema en esta área es consecuente con las necesidades de los inmigrantes que trabajan en ella y es una de las razones, por lo que estos nuevos adoptados americanos, se han fincado en esta región, ya que las oportunidades que le ofrece el sistema para llevar a cabo los programas de educación pública, difícilmente podrían encontrarlos en ningún otro lugar de USA y mucho menos, en sus tierras natales, o sea que aquí se están formando con bases educativas modernas, el nuevo ciudadano estadounidense de origen latinoamericano”.

Así mismo nos confirma, Francisco Javier, “….que es difícil encontrar en otras zonas del país, las oportunidades laborales y sus beneficios remunerativos, por eso es que los inmigrantes son estables, adquiriendo muchos de ellos la nacionalidad USA, con lo cual se han integrado a la economía local, o sea que ya forman parte de la maquinaria de producción y de consumo que mantiene a este tan diversificado país, en la cima de las naciones del mundo”.

Cuando se visita este grupo de ciudades o villas turísticas, uno se pregunta y ¿la recesión, donde esta?
       
Hasta la próxima semana con EL ARCHIVO CLVIX, todavía en Quogue, Long Island, donde espero encontrar el tiempo para visitar una de las reservas indígena, nativos del Estado de New York.



Comments