Principal‎ > ‎

El triunfo de Hugo Chávez jamás puede ser beneficioso para Nicaragua

El triunfo de Hugo Chávez jamás puede ser beneficioso para Nicaragua







Jorge J. Cuadra V.


Continúan las organizaciones de élite opinando en política con postulados alejados de la realidad de las grandes mayorías de Nicaragua, de las cuales se olvidan por disciplina sectaria a la hora de lanzar sus comunicados, sus expresiones de júbilo o sus pensamientos filosóficos.

COSEP se pronunció con júbilo por el triunfo del coronel Chávez Frías. “Su triunfo fortalece las relaciones comerciales de Nicaragua con Venezuela,” dijo el eterno presidente del organismo que representa a la empresa privada.

El Dr. Yalí Molina, ágil de mente e inquieto estudiante desde su secundaria en el Colegio Centro América de Granada y hoy presidente de AMCHAM, opinó que había que ir a votar, “porque la apatía es enemiga de la democracia.”

Con respecto a la declaración del COSEP, es triste saber que el sector más privilegiado por la fortuna se rige por principios meramente mercantiles. Hay que apoyar a Chávez porque su gobierno corrupto y perverso les garantiza a los productores agropecuarios el mercado de su carne y de sus granos a un buen precio. Jamás se les ocurre pensar en el daño que ese presidente nos está haciendo como país y como pueblo. La incompetencia de los que detentan el poder contra los principios de la Constitución nos enseñaron a ser mendigos internacionales, dependientes siempre de un poder extranjero hasta para poder completar el presupuesto nacional. Pero con Chávez es peor porque toda esa ayuda entre compadres no decide la suerte de los pobres de Nicaragua, puesto que toda esa millonada se queda en los bolsillos de ortega y le sirve para consolidar su fortuna de súper capitalista, sin haber trabajado ni un solo día en su vida.  El triunfo de ese sátrapa solo sirve para hacerle la bolsa a otro sátrapa y para colocar los productos de la clase empresarial, lo cual tampoco incide en la realidad de los que viven en la pobreza extrema.

Con respecto a la expresión del presidente de AMCHAM, parece que no se pone a pensar que la apatía del pueblo se debe a la burla de un sistema político que se roba las elecciones y que trabajan para su propio bienestar, dándole las migajas que caen al piso al pobre pueblo nicaragüense. El Dr. Yalí Molina, por su formación espiritual, debería saber que no es la apatía la enemiga de la democracia, sino la corrupción que impera en el país, irrespetando la Constitución y las Leyes de la República. Corrupción que deja a la intemperie a los niños de primaria, deja sin medicinas a los enfermos sin recursos económicos, deja sin derecho de protestar a las víctimas de los atropellos de la dictadura, deja sin votos a los nicaragüenses porque se los roban y hasta sin vida a los que se enfrentan de lleno al poder maligno de la dictadura conyugal.

Una de las tragedias más grandes del pueblo nicaragüense, es que nos han quitado el concepto de moralidad con la repartición de los panes podridos que llegan de Venezuela. Con ellos han comprado las conciencias de nuestros políticos y han infectado al pueblo en general abusando de su pobreza.

El triunfo de Hugo Chávez jamás puede ser beneficioso para Nicaragua y la apatía no es la culpable del absolutismo de Ortega. Ubíquense y llamen a las cosas por su nombre.

Tweet Button


Comments