Principal‎ > ‎

El Chapo Guzmán, el empleador más grande de México, otra vez preso

El Chapo Guzmán, el empleador más grande de México, otra vez preso







Por José Antonio Luna

Joaquín Guzmán Loera, conocido como el “Chapo Guzmán” era el prófugo mas buscado por la Drug Enforcement Administration, DEA, de Estados Unidos hasta la noche del viernes 21 de febrero. El narcotraficante fue capturado sin oponer resistencia en un hotel de la ciudad de Mazatlán, Sinaloa. Era el narcotraficante  mas temido, es, todavía, el empleador más grande de México después del gobierno y es uno de los hombres más poderosos del mundo según la revista Forbes que lo colocó en el número 67 de los más ricos, en 2013. 

Se especulaba esta mañana en México, que tuvo que haber algún “soplo” para que la DEA y el ejército lo identificaran y capturaran en Sinaloa. Y este circunstancia tiene en vilo a los mexicanos que temen que se desate una guerra entre los carteles del crimen organizado por el puesto dirigente  del capo capturado.      
                                                                                                                               
El gobierno de Estados Unidos ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por la captura del famoso narcotraficante y el gobierno de México 30 millones de pesos por el Chapo vivo o muerto. 

Hasta anoche el Chapo disfrutaba en Sinaloa de libertad, pero sus pasos eran seguidos de agentes de la DEA. Pero pese a los miles de agentes que los buscan y los miles de soldados que intentan capturarlo el jefe del cartel de Sinaloa, seguía libre y hacia  sus apariciones públicas de vez en cuando. Una aparición bien documentada del Chapo ocurrió en 2005 en el restaurante Las Palmas de Culiacán, Sinaloa, donde llego a cenar. Un desconocido después de anunciar que entraría al restaurante el Boss y que nadie podía ni entrar ni salir y que el uso de celulares estaba prohibido entro el Chapo para cenar. Permaneció en el lugar por más de 2 horas y pagó la cuenta de todos los comensales. Estas apariciones relámpagos se han repetido en otros lugares del país y el Chapo después de comer paga por todos los presentes. 

Aunque parezca una dicotomía, el narcotraficante tiene miles de seguidores en la zona rural mexicana especialmente en Sinaloa, Zacatecas y Jalisco, donde están sus principales centros de acopio y de donde provienen sus fieles empleados.

Hablar del Chapo en algunas regiones de México es hablar del patrón, del padrino que con su negocio ha sacado de la miseria a miles de campesinos que con sus cultivos de maíz y hortalizas  jamás pensaron tener una camioneta y menos mandar a sus hijos a la escuela. Los hacendados y los latifundistas los condenaban a trabajar por salarios miserables y su dieta era siempre tortillas, chile, sal y a veces frijoles. Con la llegada del Chapo al negocio la situación les cambio. Aunque es peligroso el trabajo, muchos campesinos prefieren cultivar amapola, marihuana y cuidar las bodegas de la droga, que seguir en la miseria.

Pero Joaquín Guzmán Loera,  no es solamente famoso entre los mexicanos también tiene aliados en Centroamérica, donde se ha reportado que lo han visto. En Centroamérica el Chapo tiene miles de trabajadores que trasiegan la droga proveniente de Colombia. Es en Centroamérica donde el chapo es considerado un verdadero amigo por la bonanza económica que ha llevado a regiones apartadas que,  sin el tráfico de drogas, seguirían ignoradas por los gobiernos. 

El Chapo -apodo para persona de baja altura- después de su fuga en el año 2001 se convirtió en un fantasma que desde las sombras maneja un imperio de millones de dólares, traficando con drogas en todo el mundo, especialmente Estados Unidos donde están sus mayores consumidores. La ciudad de Chicago declaró al Chapo enemigo número uno décadas después de que el famoso Alfredo Capone “Al Capone” ocupara esta posición. La distinción se la ganó el Chapo porque las autoridades de Chicago consideran que el cartel de Sinaloa, es el suplidor principal de la droga en esa ciudad. Y que el Chapo tiene más capacidad operativa y económica que el famoso gangster  de la década de los años 30, conocido como “Scarface”.

Y es que detrás de famoso narcotraficante hay millones de dólares y mucha gente que prefiere que esté  libre porque se benefician de su amistad.

En la presentación de su libro “La DEA en México”, el periodista Jesús Esquivel declaró que Estados Unidos ha querido capturar al Chapo en varias ocasiones pero que el ejército mexicano se ha opuesto al operativo. Un agente de la DEA identificado como José Baeza, le declaró a Esquivel que el Chapo se mantiene libre porque “recibe protección de numerosos políticos que se encuentran en varios niveles de Gobierno”, pero se abstuvo de mencionar sus nombres.

"El día que arresten a ciertos políticos van a descubrir muchas verdades sobre los misterios del Chapo y del cartel de Sinaloa", dijo Baeza. El Gobierno de México, añadió, conoce el lugar donde está Guzmán Loera, ya que ha recibido informes de la DEA y de otras agencias, así como de sus propios sistemas de información militares y civiles, y tienen la lista de todos sus bienes.

Esquivel, corresponsal de la revista Proceso en Washington dice  en su libro que el Pentágono preparó un plan para atrapar a "el Chapo" en una operación similar a la que concluyó con la muerte de Osama Bin Laden, líder de Al Qaeda. Pero que el operativo no fue aprobado por el gobierno Mexicano, (El Informador.com.mx). Joaquín Guzmán Loera controla ya el tráfico de marihuana, cocaína y heroína dentro y fuera del país, afirma el gobierno mexicano. Y ahora incursiona de manera más agresiva en la producción de metanfetaminas. Lo mismo en Jalisco, donde proliferan los narcolaboratorios, que en el llamado Triángulo Dorado, el cual abarca los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

MÁS VIDAS QUE UN GATO

A Joaquín Guzmán Loera, El chapo, lo persiguen  sus enemigos. Al Chapo lo ha querido matar los poderosos jefes del cartel de Tijuana y  Los Zetas. 
Amado Carrillo-el señor de los cielos y Ismael El mayo Zambada planearon desde 1989 la muerte del Chapo, pero no pudieron matarlo. Todos los intentos por eliminar al Chapo fracasaron y el miedo se apodero de estos dos famosos capos del crimen organizado mexicano.

Detalles de todos los intentos de matar al Chapo que se han hecho, los revelo el ex jefe del cartel de Tijuana Francisco Javier Arellano Feliz, El tigrillo capturado en 2006 y extraditado a Estados Unidos.

Amado y “El Mayo” “seguían insistiendo en querer matar a ‘El Chapo’ y tenían otra oportunidad. En el rancho las Bardas —rumbo a Tecate, Baja California—, estaban Eduardo, Benjamín y el propio Francisco Javier Arellano con “El Mayo”, cuando les avisaron que su objetivo había salido de Tepic, Nayarit, hacia México en un avión comercial, “e hicieron todo el operativo para esperarlo en el aeropuerto y “El Chapo” no llegó, y fue otra oportunidad que no pudieron matarlo, desde entonces le tenían mucho miedo”, relató “El Tigrillo”.

El tigrillo afirma que después de los intentos por matar al Chapo, el Mayo Zambada quizás por miedo decidió unirse con el Chapo y le ayudó a fugarse de la cárcel en 2001.

La leyenda del Chapo Guzmán podría seguir escribiéndose desde algún penal de alta seguridad de Estados Unidos, si el famoso narcotraficante es extraditado a ese país que lo reclama para juzgarlo por una serie de delitos. Si se queda en México posiblemente logre fugarse nuevamente, como sucedió en 2001.

Tweet Button


Comments