Edmundo Jarquín será "leal" al PLI







Managua.- El ex candidato a la Vicepresidencia por la alianza PLI-UNE, Edmundo Jarquín, dijo que será "leal" al PLI, por lo que renunció a su cargo como coordinador del Movimiento Renovador Sandinista. "Cuando Fabio Gadea el año pasado me invitó para que fuera su fórmula en la campaña electoral yo consideré dejar la coordinación política del MRS, porque mi mayor lealtad debía ser con la alianza política PLI. Ellos tienen toda la razón: Yo no formo parte del ejecutivo, los procesos de discución y decisión del MRS. Soy MRS, pero no formo parte de su dirección política", subrayó.

"Mi mayor lealtad tiene que ser con la unidad de la oposición y voy a seguir trabajando en ese dirección", reiteró. Directivos del MRS desconocieron la participación del Jarquín en las negociaciones del PLI con el Frente Sandinistam alegando que era en su carácter personal y no como miembro del MRS, ante el rechazo de los disidentes sandinistas para el llamado diálogo. Sin embargo, para el presidente del MRS, Enrique Sáenz, ellos (PLI) nos los pueden excluir, pues se han expresado en contra de esas pláticas.

"Que nos quieren sacar de las negociaciones es absurdo, nosotros estamos diciendo: No queremos ir a las negociaciones", dijo Sáenz. El presidente del Partido Liberal Independiente, Indalecio Rodríguez, alegó que el MRS exigía pre condiciones para establecer las negociaciones. "Ellos están exigiendo pre condiciones y no debe darse. Si exigís pre condiciones no hay necesidad de diálogo, las pláticas con precisamente para eso", dijo.

Llaman a no discutir "cuotas de poder"

La coordinadora del Movimiento por Nicaragua, Violeta Granera, señaló que las eventuales negociaciones son "serias" y deberían tomarse con "responsabilidad", ya que los resultados son de "impacto" para el país.

"Consideramos importante hacerlo con tiempo para dar seguridad y tranquilidad a la ciudadanía en las elecciones. Aquí no estamos discutiendo asuntos superficiales y reparticiones de cuotas de poder, se trata de la despolitización del Consejo Supremo Electoral y preparar este sistema para que se respete el voto popular", declaró.

Por su parte, Azalea Solís, de la Unión por la Democracia, manifestó que el diálogo debe darse con todos los sectores del país, ya que "en la Asamblea Nacional no se representa al pueblo". "La problemática de exclusión social, pobreza, violencia y seguridad ciudadana incidirá para que todos los sectores nicaragüenses hagamos un planteamiento de nación", señaló.

Ramírez: ¿Para qué va a dialogar el Frente?

Por su parte, el ex vicepresidente Sergio Ramírez, recomendó "cuidado" en el desarrollo del diálogo, pues los nicaragüenses por "tradición" reconocen las negociaciones como "pacto". Agregó que el gobierno necesita el acercamiento con la oposición para mostrar interés por la "convivencia ciudadana y democrática". "Yo sugiero un enorme cuidado porque la opinión pública identifica aquí diálogo con pacto, es una tradición que desgraciadamente se ha creado en el país desde el Pacto de los Liberales en 1950", declaró.

"En la historia de Nicaragua nunca un partido ha tenido tanto poder como el Frente Sandinista, con el control absoluto en la Asamblea Nacional, el poder judicial, electoral, la Contraloría, Fiscalía y Policía Nacional. Por lo tanto, alguien podría decir: ¿Para qué va a dialogar el Frente? Yo digo lo contrario, precisamente porque tiene demasiado poder es que debe demostrar que le interesa la convivencia ciudadana y democrática", indicó.

"Un diálogo que no garantice el cambio en el sistema electoral, de acuerdo a las recomendaciones de la Misión Electoral de la Unión Europea y OEA (Organización de Estados Americanos), veo muy difícil que pueda avanzar en un entendimiento a fondo, podría avanzar, pero con la repartición de cargos públicos", dijo a Noticias 12.

Carta Bodán


Comments