Principal‎ > ‎

Dictador Ortega se enriquece con fondos públicos venezolanos

Dictador Ortega se enriquece con fondos públicos venezolanos







Por Iván García Marenco


De acuerdo a Carta Bodán, “el presidente Daniel Ortega, aseguró hoy que es falso que Venezuela regale petróleo a los países que forman parte de Petrocaribe. ‘No es cierto que Venezuela está regalando petróleo. Venezuela lo coloca y nuestros países pagan el 100 % de ese petróleo’, señaló Ortega en su intervención en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)”.

Esta aclaración tampoco contradice la acusación que la sociedad civil ha estado planteando al Presidente Ortega en relación con la provisión de petróleo por parte de Venezuela a Nicaragua. Que sólo la mitad del petróleo sea pagado de inmediato a Venezuela y que la otra mitad esté sujeta a condicionamientos muy favorables al recipiente, ha estado siempre claro para todos, y eso es lo que Ortega ha confirmado. Pero lo que nunca ni los gobernantes de Venezuela ni los de Nicaragua han querido reconocer es que el petróleo recibido en Nicaragua es puesto a generar ganancias, que las ganancias netas percibidas son inmensas y que el beneficiario directo de esas ganancias es el propio Daniel Ortega (con su familia), su partido político y los directivos cupulares del mismo. Nada de la ganancia neta del petróleo procesado y vendido en Nicaragua ingresa al Tesoro Nacional ni es controlado por la Asamblea Nacional, como debería ser cuando el estado nicaragüense percibe ingresos del exterior, simplemente porque se las han ingeniado para que el Estado Nicaragüense no perciba ni un centavo de ingresos con base en esa provisión internacional de petróleo. Si parte de esas ganancias son invertidas en programas sociales por los dueños de las empresas privadas de acá sostenidas por el petróleo de Venezuela es algo totalmente sujeto al libre arbitrio de esas personas privadas, sin ninguna obligación legal ni institucional para hacerlo. Lo que de hecho se sabe públicamente es que Ortega, sus familiares, sus amigos más cercanos y los máximos líderes del partido se han enriquecido inauditamente a partir de 2007 por el usufructo de esas ganancias netas y el pueblo de Nicaragua conoce al detalle las empresas privadas y posteriores ganancias que se han generado a partir de esas primeras ganancias netas y que han sido apropiadas oligárquicamente por la cúpula del FSLN.

La OPERACIÓN PETRÓLEO VENEZOLANO es, pues, un sistema de enriquecimiento ilícito de un dictador en Nicaragua a partir de fondos estatales de Venezuela. El perjudicado en primer lugar es el pueblo de Venezuela, que renuncia a las ganancias de su petróleo en beneficio de un dictador extranjero y, en segundo lugar, el pueblo de Nicaragua que pierde la oportunidad de beneficiarse con los fondos estatales provenientes de otro país. No es de mi incumbencia protestar por los perjuicios hechos al pueblo venezolano por su propio gobierno. Pero me rebelo porque en Nicaragua, en virtud de las ininteligibles tergiversaciones, interpretaciones y manipulaciones de la ley que los políticos en Nicaragua acostumbran hacer, siempre bendecidas por el sistema judicial de nuestro país y por los manipulados diputados de nuestra Asamblea Nacional, esta operación se ha convertido en una operación “legal”, en el sentido espúreo de legalidad inmoral, de verdadero leguleyismo, o desvergonzada y mafiosa delincuencia que nunca llega a ser condenada por las autoridades judiciales ni las legislativas, pues todo el sistema de poderes del Estado está secuestrado por el dictador en nuestro país.

Facebook Twitter More...

Tweet Button


Comments