El empresario presidente







Por Eduardo Enríquez
Periodista

Tomado del diario La Prensa de Nicaragua

El lunes 13 de junio está anunciado por todo Managua que inicia transmisiones el Canal 47, mejor conocido como Canal 91 en la señal del cable.

La dueña de esa frecuencia es la empresa Celeste, S.A. que según investigaciones de LA PRENSA de abril pasado pertenece a Sandra Roberta Guevara Álvarez, una antigua colaboradora del compañero comandante pueblo presidente Daniel y el señor Mohamed Mohamed Lashtar, un libio nacionalizado nicaragüense también colaborador de Ortega desde inicios de los ochenta.

Para nadie es un secreto que este nuevo canal es en realidad de la familia presidencial. El canal entró con fuerza contratando periodistas con salarios tres o cuatro veces superiores a los que ganaban en sus antiguos trabajos. El perfil del canal va a ser todo noticias.

El 47 viene a sumarse a los canales 4, que antes era del partido sandinista, 8 comprado al empresario Carlos Briceño Lobo, y a las radios Ya, Sandino, Clásica y muchas otras. Sin duda los Ortega Murillo son hoy, cuatro años y medio después de regresar al poder, una potencia mediática.

Y la familia presidencial no se preocupa por ocultar las apariencias. El 8 lo ve Juan Carlos Ortega Murillo, en el 4 está Daniel Edmundo Ortega Murillo y en las radios se ve con frecuencia a Rafael Ortega Murillo.

Sin duda el compañero comandante pueblo presidente debe ser un genio de los negocios, que los debe hacer, me imagino, en su tiempo libre. Digo que debe ser un genio porque en el 2002 decía tener como capital, según su declaración de probidad, 218 mil dólares y eso incluía los terrenos y casas del complejo El Carmen.

Además, todos sabemos que su salario presidencial, por decreto que él mismo emitió, es de 3 mil dólares americanos y su esposa trabaja con él y desempeña sus funciones de manera voluntaria. Entonces, con tan poco tiempo y con tan poco dinero, ¿cómo es posible que se haya convertido en un magnate de los medios de comunicación?

Y eso que solo estamos hablando de la parte de medios de comunicación, sin embargo uno no puede evitar preguntarse a quién en realidad pertenecen todas las inversiones que hace el holding Albanisa que importa petróleo, genera energía, tiene cadenas de gasolineras, empresas constructoras, está en el negocio de la madera, tiene negocios hoteleros, de exportación de carne bovina, etc.

Oficialmente el holding es 49 por ciento de Petronic y 51 por ciento de PDVSA pero a pesar de que ambas entidades son estatales en sus respectivos países, aquí las autoridades fiscalizadoras dicen que “es una empresa privada”. Esa empresa privada la maneja Francisco López Centeno, tesorero del FSLN, partido que también ha pasado a ser propiedad privada de la familia presidencial.

¿Hasta dónde puede crecer el poderío económico del empresario presidente?

Hasta el momento la empresa privada en general se mantiene “satisfecha” con la política económica del compañero comandante pueblo presidente Daniel, pues la macroeconomía está estable y se ha vivido un período de vacas gordas con los precios internacionales de nuestros productos en niveles récords.

Pero eso es el empresariado en general. Me gustaría saber qué piensan por ejemplo los dueños de canales de televisión. A ver si les resulta cómodo compartir el espacio radioeléctrico con semejante gigante.

Y pensar que todo eso lo ha hecho con su salario pues que sepamos, del patrimonio declarado en el 2002 no ha tenido que vender ni hipotecar nada.

Definitivamente de ahora en adelante habrá que llamarlo compañero comandante empresario pueblo presidente Daniel. 


eduardo-enriquez@laprensa.com.ni




Comments