Da a luz niña nicaragüense de 12 años







Managua.- Una niña nicaraguense de origen campesino, de 12 años de edad dio a luz a un bebé en un hospital de Managua, con un peso de 2.300 kilogramos y ambos presentan estado de salud estable, informó hoy una fuente oficial. Producto de una violación la menor resultó embarazada y su situación revivió con fuerza un reclamo que protagonizan dos grupos: las feministas que reclaman la restitución del aborto terapéutico y quienes se oponen, el gobierno sandinista y la iglesia Católica, publico Notimex.

La ministra de Salud, Sonia Castro, informó a El Nuevo Diario que la menor fue sometida a una cesárea porque tenía síntomas de preclampsia, hipertensión arterial por el estado de gestación y complicaciones por edad de la niña. "La la madre y el niño están muy bien", declaró en forma escueta. La primera dama Rosario Murillo, había defendido la privacidad de la familia de la menor, originaria de una alejada comunidad del norte del Caribe y acusaba a las organizaciones feministas de 'promover una cultura de la muerte'.

Especialistas sugirieron a las autoridades de Salud someter a tratamiento sicológico a la menor que se enfrentará a la crianza de su hijo sin estar preparada para asumir tal responsabilidad. Nicaragua prohibió el aborto terapéutico en noviembre de 2006, durante la anterior campaña electoral que dio el triunfo al actual presidente Daniel Ortega que en la actualidad busca su reelección y ha sido un asunto no resuelto con las organizaciones feministas. Marchas de protesta, recursos judiciales ante la Corte Suprema de Justicia y quejas a nivel internacional han caído en oídos sordos y las feministas no han logrado el apoyo legislativo para intentar modificar la actual legislación.

"Otra Bendición de Dios"

El padre Naguib Eslaquit, director del Centro de Retiro Espiritual "Betania”, manifestó vía telefónica con Multinoticias, Canal 4, que con el nacimiento del bebé de este niña de 12 años, ha quedado demostrado una vez más el triunfo de la vida sobre la cultura de la muerte que algunos organismos han querido promover en Nicaragua, informó el portal digital El 19. "Hoy, hermanos nicaragüenses, es un día de alegría, es un día de triunfo de la vida sobre la cultura de la muerte, es un día de triunfo de la verdad sobre la mentira", dijo Eslaquit en comunicación telefónica con Multinoticias Canal 4.

"La abuelita del bebé, es decir la mamá de la niña, estaba feliz, en ningún momento pedía que se le hiciera ningún tipo de procedimiento para matar al niño, sino al contrario, pedía ayuda para salvar tanto a su hijita como al bebecito que llevaba en su vientre”, subrayó el sacerdote. Expresó que un niño "independientemente de las circunstancias en que se procree" es una vida humana inocente "que tiene derecho a vivir". Recordó que las desinformaciones del caso llegaron incluso a referir que "la niña estaba muriendo", lo cual era totalmente falso, aún a pesar de que era un caso sumamente delicado.

También manifestó que cuando él visitó a la niña, estas se encontraba ansiosa "por tener en sus brazos a su hijito", y allí junto a ella estaba un grupo de médicos especialistas y funcionarios del Ministerio de Salud, quienes le estaban apoyando. Calificó como un "circo mediático" todo lo que estuvo informando un medio de comunicación escrito, ya que irrespetó "la privacidad de un caso tan dramático que de seguro no lo hubiesen realizado si perjudicase sus intereses económicos como medio impreso", sostuvo.

Carta Bodán


Comments