Crecer en barrios pobres tiene un efecto "devastador"







ANN ARBOR, Michigan.- Crecer en un vecindario pobre reduce significativamente 
las posibilidades de que un niño se gradúe de la Escuela Secundaria, según
un estudio publicado en la última edición de la revista American Sociological Review.
Asimismo, entre más tiempo vive el niño en ese barrio, el impacto será más dañino.

El estudio, realizado  por los sociólogos Geoffrey Wodtke y David Harding de la Universidad de Michigan y Félix Elwert de la Universidad de Wisconsin es el primero en evaluar el impacto acumulativo de vivir en los vecindarios menos privilegiados de Estados Unidos en resultados claves de educación:  graduación de la escuela secundaria.

"Comparado con crecer en vecindarios más ricos, crecer en barrios con altos niveles de pobreza y desempleo reduce las posibilidades de graduación de escuela secundaria de un 96 a un 76 por ciento en niños negros" dijo Wodtke, una estudiante de doctorado que trabaja con Harding en el Instituto de Investigación Social de la UM (ISR, por sus siglas en Inglés).   "El impacto en niños blancos es también dañino, pero no tan extenso y reduce sus posibilidades de graduarse de un 95 por ciento a un 87 por ciento".

En contraste con investigaciones anteriores que analizaron los efectos de los vecindarios en niños en un momento del tiempo, el nuevo estudio utiliza información  del   ISR Panel Study of Income Dynamics que sigue a 2,093 niños entre los 1 y los 17 años, evaluando los vecindarios en que han vivido.

"Encontramos que niños negros y blancos presentan a largo plazo modelos drásticamente distintos de exposición a un mal vecindario". "Los niños negros mostraron siete veces más posibilidades que los niños blancos de residir a largo plazo en un 20 por ciento de los vecindarios menos privilegiados" 

Para el estudio, los investigadores definieron a los  barrios menos privilegiados  como los caracterizados por un índice alto de pobreza, desempleo y recibo de ayuda social, numerosas hogares liderados por mujeres y pocos adultos con educación. 

"Nuestros resultados muestran que una exposición sostenida a vecindarios menos privilegiados tiene un impacto mucho más negativo en las posibilidades de que un niño se gradúe de la escuela secundaria que como lo había sugerido en investigaciones anteriores" dijo Wodtke. 

"Los resultados actuales demuestran la importancia de los vecindarios a través de la niñez y están a la par con resultados de estudios anteriores que sugieren que la residencia en barrios menos privilegiados puede tener un efecto negativo en el desarrollo cognitivo de los niños muchos años después e incluso generaciones después", dijo Harding.

"Mientras nuestro estudio no habla de la eficacia de las intervenciones específicas de política necesarias para mejorar comunidaddees que han sufrido durante décadas de descuido estructural, parece posible que un compromiso durable a una mejora del vecindario y  desegregación de ingresos serían necesarios para resolver los problemas identificados en nuestro estudio". 


Harding y Wodtke también están afiliados con el departamento de Sociología de la Universidad de Michigan, que es parte de la Escuela de Literatura, ciencias y Artes.


Comments