Costa Rica refuerza su frontera con Nicaragua







Esperan movilización de por lo menos 50 mil personas en Peñas Blancas durante los días "pico" de Semana Santa


Managua.-  Costa Rica reforzó hoy la vigilancia en su frontera con Nicaragua ante el masivo flujo de personas que cruzaran de un país a otro con motivo de la Semana Santa, informo hoy el Ministerio costarricense de Seguridad.

La Fuerza Pública, las policías de Control de Drogas y Especial de Migración, la Unidad Canina y la antimotines Unidad de Intervención Policial elevaron el número de efectivos en la zona, señaló la dependencia.

La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) asigno para este periodo de vacaciones a cinco funcionarios adicionales, duplicando el número habitual en el puesto fronterizo de Penas Blancas, a unos 311 kilómetros al noroeste de San José.

La presencia policial en estos sectores se efectúa desde el pasado miércoles en forma ininterrumpida, pues se estima que cerca de 45 a 55 mil personas cruzaran la frontera por el sector de Penas Blancas.

Esperan a miles de vacacionistas

Un número similar de vacacionistas en dirección a Nicaragua registro la DGME el año pasado en esa instalación, recordó NOTIMEX.

Según datos proporcionados por Migración a Notimex, 75 por ciento de los extranjeros que viven en Costa Rica son nicaragüenses.

De acuerdo con estimaciones extraoficiales, contando a las personas indocumentadas, el total de nicaragüenses en Costa Rica se ubicaría en unos 600 mil, población que otros cálculos elevan a 800 mil y hasta a un millón.

Este flujo migratorio, generado por la crítica situación socioeconómica que impera en ese país, ocurre por la frontera terrestre binacional de unos 309 kilómetros.

La mayoría de inmigrantes nicaragüenses en Costa Rica se desempeña en actividades de calificación laboral y nivel salarial bajos -principalmente en los campos agrícola, domestico, construcción, seguridad privada-, y en el sector comercial informal.

Se exigirá pasaporte para el retorno a Costa Rica

En declaraciones ofrecidas a diversos medios nacionales, luego de un recorrido por el puesto fronterizo de Peñas Blancas realizado este fin de semana, el director de Migración y Extranjería de Costa Rica, Lic. Mario Zamora indicó que esa institución exigirá este año que los nicaragüenses con cédula de residencia en el país regresen con pasaporte.

En años anteriores se ha hecho costumbre que los nicaragüenses residentes en Costa Rica vayan a pasar vaciones de fin de año y Semana Santa sin utilizar el documento de viaje o pasaporte.

Aunque nadie lo admite oficialmente, los viajeros pagan "mordidas" a uno y otro lado de la frontera, para ir y regresar presentando únicamente la cédula. Lo anterior, además de ser ilegal, representa un serio problema para las autoridades porque no queda registro de los movimientos migratorios.

Zamora, al referirse al tema, dijo que la nueva ley de Migración exige la utilización del pasaporte como único documento válido para que los extranjeros ingresen a Costa Rica, aunque gocen del estatus migratorio de residentes en el país.

Informe Pastrán y Redacción de Nicaragua Hoy

Comments