Costa Rica "afina estrategias" diplomáticas







San José.- El  Ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, René Castro Salazar, sostuvo hoy reuniones de trabajo con los responsables máximos de los equipos diplomáticos, jurídicos y técnicos en los distintos foros regionales y mundiales ante los cuales Costa Rica ha acudido "para denunciar la agresión a su territorio y patrimonio natural por parte de fuerzas militares de Nicaragua", informó oficialmente la cancillería.

En el marco de la estrategia de defensa de la soberanía y del patrimonio ambiental, los equipos diplomáticos, jurídicos y técnicos y el Canciller también sostendrán una reunión de trabajo con la Presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, indica la información.


Castro Salazar anunció que viajará el próximo lunes a Nueva York, para tener encuentros informativos con altas autoridades de la Secretaría General y del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en relación con la agresión militar nicaragüense.


En ese marco, afina la estrategia del Gobierno costarricense con los representantes permanentes de Costa Rica ante las Naciones Unidas en Nueva York y en Ginebra,  Eduardo Ulibarri y Manuel Dengo, respectivamente, ante el Reino de los Países Bajos (sede de la Corte Internacional de Justicia), Jorge Urbina, el  Representante Permanente ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Enrique Castillo, el exVicecanciller, Embajador en Colombia, y Agente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Edgar Ugalde, y el Embajador designado en Nicaragua, Melvin Sáenz Biolley.


A ellos se sumaron el Vicecanciller Carlos Roverssi, la Viceministra Administrativa, Marta Núñez y los juristas Arnoldo Brenes y Sergio Ugalde integrantes del equipo jurídico costarricense que ha llevado los casos:
“Disputa sobre Derechos de Navegación y Relacionados en el Río San Juan”, y la solicitud de intervención en la Disputa Territorial y Marítima (Nicaragua v. Colombia), además de la más reciente demanda contra Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya.

Con dicha demanda, presentada el 18 de noviembre de 2010, Costa Rica  procura poner fin a una situación ilegítima según las normas internacionales y los tratados, laudos y sentencias existentes que son obligatorios para los dos países, y a daños ambientales inminentes e irreparables.


El 16 de noviembre, el Gobierno de San José acudió a otro foro, esta vez, la Secretaría de la Convención Internacional sobre Humedales (RAMSAR), para presentar una demanda contra Nicaragua por los  daños ocasionados  en el humedal y las áreas silvestres aledañas a la  zona de Isla Calero.


Costa Rica denunció a Nicaragua ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), que convocó a una reunión de Consulta de los Ministros de Relaciones Exteriores a solicitud de San José en su empeño  lograr el retiro de las fuerzas militares nicaragüenses, y a la vez detener la grave destrucción a su patrimonio natural.

El Gobierno de Costa Rica ha señalado que la situación existente entre ambos países no es una controversia limítrofe, “sino una violación a la integridad territorial costarricense con ocupación ilegal por parte de sus fuerzas armadas y serio daño ambiental”.

Por su parte, Nicaragua dio por cancelada las reuniones con Costa Rica que estaban programada para este viernes 26 y sábado 27 de noviembre, con el fin de destrabar la crisis entre los dos países, y reiteró que, aunque está en disposición de dialogar, no aceptará condiciones.

"No viene nadie", dijo a la agencia EFE Harold Rivas Reyes, Embajador de Nicaragua en Costa Rica, agregando que para su gobierno el diálogo debe ser "incondicional".


Comments