Arias anuente a legalizar uniones homosexuales







San José.- El presidente Oscar Arias dijo ayer que está de acuerdo con el proyecto de ley que pretende reconocer legalmente las uniones homosexuales, porque la inclinación sexual nadie la escoge, sino que la da Dios o la naturaleza.

Sin embargo Arias -que hizo la afirmación en declaraciones al diario La Nación- no se comprometió a enviar el proyecto a la Asamblea Legislativa, pues a esta legislatura le restan muy pocos días de labor (concluye el 1 de mayo) y probablemente no habría tiempo de aprobarlo antes de esa fecha.

"Sí (la unión homosexual) debería tener reconocimiento legal, uno no escoge la inclinación sexual, eso lo da la naturaleza o Dios. Uno no lo escoge, ni los hombres ni las mujeres", dijo Arias ante una pregunta del matutino.

"Va contra la naturaleza creer que alguien se sienta a pensar a los 14 años si será heterosexual u homosexual. Son cosas que envía Dios y que sencillamente tenemos que evolucionar y aceptarlas", agregó el mandatario.

El proyecto de ley, denominado Sociedades de Convivencia, reconoce básicamente cuatro derechos: la visita a la pareja que se encuentre hospitalizada, pensión, seguro social y bienes gananciales.

Estos son algunos de los derechos que la ley reconoce a las uniones de hecho entre parejas heterosexuales, pero no implican una relación de carácter matrimonial, afirman los defensores del proyecto, entre ellos varios ministros, diputados y organizaciones sociales.

En la otra acera, la iglesia católica y algunas protestantes han levantado una intensa campaña para frenar el proyecto pues, en su criterio, tal reconocimiento legal sería el primer paso hacia la legalización del matrimonio gay.

Recientemente, el Movimiento Diversidad, que agrupa a hombres gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, pidió a la Unión Europea que suspenda las negociaciones de un acuerdo de asociación con Costa Rica y Centroamérica, mientras en este país se sigan violando los derechos humanos de las personas sexualmente diversas.

Abelardo Araya, líder del grupo, explicó que la idea de esta gestión es que "se quite ese velo de que en Costa Rica se respetan los derechos humanos, el mundo tiene que conocer que amplios sectores estamos sufriendo discriminación de manera institucionalizada".

El dirigente dijo también que la comunidad gay está molesta con la presidenta electa, Laura Chinchilla, por decir que la legalización de las uniones homosexuales no será una prioridad de su gobierno.


Cortesía de Informa-Tico.com

Comments