Dos muertos dejó grave accidente de autobús en Costa Rica








Este es el autobús de la empresa Tuasa, que cubre la ruta entre San José y Alajuela, que cayó al río Torres este medio día. Imagen cortesía de Ticovisión.com


San José.- Jenny Álvarez Venegas, de 25 años de edad y su pequeño hijo de apenas año y medio de vida, Sebastián Delgado, fallecieron este medio día tras ser embestidos por un autobús que se salió de la carretera con alrededor de 50 pasajeros a bordo, cayendo en un abismo de unos 40 metros de profundidad hasta caer en el lecho del río Torres.

Sobre la Autopista General Cañas y a la altura del Hotel San José Palacio, un camión de reparto de la compañía Constenla, giró intempestivamente para cambiarse de carril, sin percatarse que por dicha vía transitaba un autobús.

Versiones preliminares indican que el conductor del colectivo trató de esquivar la colisión, con tan mala suerte que durante la maniobra perdió el control precipitándose al guindo.

Sobre la calle paralela a la autopista venía caminando la joven Venegas con su hijo (el cual llevaba en un coche), y dos menores más, de aproximadamente 5 y 6 años de edad. Ellos se dirigían a su casa de habitación en el barrio Las Luisas, muy cerca del punto del accidente.  Según versiones de algunos testigos, el bus de Tuasa rompió la malla divisoria de la paralela en su camino al guindo, de lo cual se percataron ambos infantes saltando y esquivando la embestida del autobús. Sin embargo lo joven madre no tuvo la misma reacción, o no tuvo tiempo pues su primera reacción fue cubrir con su cuerpo al bebé en el cochecito y ambos fueron lanzados por el autobús a unos 30 metros de distancia. Aparentemente, según versiones que serán luego confirmadas por el OIJ que se encuentra en el lugar, madre e hijo fueron decapitados y murieron de manera instantánea.

El chofer del camión de la compañía Constenla aduce al mismo tiempo que, invadió el carril del autobús por esquivar unas motocicletas que se le atravesaron en su carril.

Socorristas y bomberos en plena acción de rescate

Milagrosamente, la mayoría de los pasajeros del autobús resultaron ilesos. Cerca de 15 personas fueron trasladadas a diferentes centros hospitalarios por unidades de la Cruz Roja Costarricense y del Cuerpo de Bomberos con golpes y heridas leves. Solamente tres, incluyendo al chofer del bus, presentaban lesiones importantes.

La emergencia fue atendida por 22 ambulancias de la Cruz Roja y provocó el cierre total de la autopista General Cañas, que comunica a esta capital con el aeropuerto internacional Juan Santamaría, en la provincia de Alajuela. Además, los medios locales reportaron el colapso de las vías de comunicación alternativas.

En el tramo de la autopista donde se produjo la tragedia, el límite de velocidad es de 80 kilómetros por hora, pero el mismo es casi siempre irrespetado principalmente por conductores de autobuses, camiones y de vehículos particulares de lujo. Telenoticias, el noticieron del canal 7 de la TV local, informó que en el mismo lugar fallecieron anteriormente y en circunstancias similares, dos familiares de la joven que hoy resultó muerta junto a su pequeño hijo. Dicho medio agregó que el chofer del camión que provocó el accidente tenía la licencia suspendida por manejar en estado etílico.



Comments