Costa Rica envía carta a Nicaragua







San José.- El Gobierno de Costa Rica envió hoy una misiva a su similar de Nicaragua, en relación a declaraciones emitidas por autoridades de aquel país sobre supuestos daños como producto de la construcción de un camino en un sector de la frontera norte.

Costa Rica señaló en la nota que considera que la construcción de la vía no ha generado afectaciones al territorio nicaragüense, y que la misma se realiza dado que Costa Rica se ha visto forzado a construirla como consecuencia de las acciones nicaragüenses en la frontera común. No obstante, Costa Rica manifestó su disposición de escuchar lo que Nicaragua tenga que decir al respecto. La nota firmada por el Canciller Enrique Castillo dice:

“…el Gobierno de Costa Rica, en aras de mantener una política de buena vecindad así como de velar por la protección del medio ambiente, y en cumplimiento de acuerdos en esta materia, está dispuesto a escuchar las preocupaciones de Nicaragua sobre la construcción de este camino.

En este sentido, mi Gobierno invita al de Nicaragua para que exponga formalmente las razones por las cuales considera que podría darse daño ambiental o afectarse los intereses nicaragüenses, para lo cual Costa Rica solicita que se le haga llegar información científica objetiva y seria que compruebe lo alegado por Nicaragua. Con ese mismo espíritu, mi país espera igual actitud del Gobierno de Nicaragua en la realización de obras que podrían afectar territorio de Costa Rica.

Finalmente, también en el marco de la Facilitación dada por los Gobiernos de Guatemala y México, Costa Rica está en la mejor disposición de aceptar la participación de ambos Estados en la discusión y análisis de los temas ambientales comunes”.

Costa Rica esperaría que además de expresar sus preocupaciones, Nicaragua también sea responsable en su actuar en relación con los proyectos que está desarrollando o piensa desarrollar a futuro en la zona fronteriza.

Acusación de Nicaragua

Cesar Vega, director jurídico de la cancillería nicaragüense afirmó, durante una entrevista concedida a la revista En Vivo, del Canal 4 de televisión, el funcionario recordó que los recursos naturales no pertenecen a nadie en concreto sino a la humanidad y reconoció el derecho de Costa Rica a construir una carretera, pero donde la obra no afecte directamente el ecosistema y el río. A su criterio, esa misma infraestructura pudieron haberla construido 10 kilómetros al interior, sin cometer un "asesinato contra la ecología". Vega insistió en que de acuerdo a la política de buena vecindad, primero el gobierno de Costa Rica debió informar al de Nicaragua, por cortesía diplomática, publicó la agencia Prensa Latina.

En segundo lugar, dijo, correspondía darle cuentas de los estudios de impacto ambiental que debió haber elaborado previo a la construcción de la obra. "Una carretera es el medio más destructor del medio ambiente pues debe tener un desagüe, lo cual implica la tala de árboles, la destrucción de la vida silvestre, de la fauna y la flora, e incluye también la de todas las partes aledañas que van a servir de acceso a la vía", recordó. "Además, a la par del camino van a crear condiciones para el turismo, y no estamos en contra del desarrollo turístico de Costa Rica, es un derecho suyo, sin embargo en ese lugar toda la basura generada por la carretera, el drenaje fluvial, los desagües, los hoteles, van a caer al río", insistió. El asesor jurídico destacó las pruebas gráficas acopiadas por Nicaragua de alcantarillas que están desaguando en el Río San Juan sin derecho, porque el derecho de Costa Rica termina justamente donde finaliza la ribera, precisó.


Comments