Corte decide traslado de Noriega a Panamá







El ex dictador panameño Manuel Noriega, que ha estado detrás de rejas por más de dos décadas en Estados Unidos y Francia, podría estar a punto de volver a su país, pero directamente a otra celda en una prisión, destacó la agencia AP. Un tribunal de apelaciones decidirá el miércoles si concede la extradición a pedido de Panamá, que proyecta juzgar al anciano ex militar otrora el hombre fuerte de su país, en su última fase de una compleja odisea legal.

Amigos y enemigos por igual temen que Noriega pueda morir en una prisión francesa, principalmente aquéllos que combatieron sus abusos de derechos humanos durante su régimen de 1983-1989. Quieren ver que se le haga justicia en su propio país. Noriega, otrora colaborador de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el hombre fuerte de Panamá durante la década del 80, incomodó a Estados Unidos después que se convirtió en aliado del cartel de narcotraficantes de Medellín, Colombia. En los días en que menguaba la Guerra Fría, Noriega fue visto por el gobierno del ex presidente estadounidense Ronald Reagan como un aliado clave contra el gobierno sandinista de izquierda en Nicaragua. Pero él eventualmente se separó de Washington.

A finales de 1989, el presidente estadounidense George H.W. Bush ordenó una invasión para derrocar a Noriega. El dictador se atrincheró en la embajada del Vaticano en Panamá y las fuerzas estadounidenses lo asediaron con música incesante de rock hasta que se rindió en enero de 1990.Fue llevado a Miami y lo acusaron de ayudar al cártel de Medellín a introducir toneladas de embarques de cocaína a Estados Unidos. Un jurado lo declaró culpable en 1992 de ocho de los 10 cargos y fue condenado a 17 años de prisión.

Carta Bodán



Comments