Coronel Kautz desmiente a canciller costarricense







"No hemos recibido ninguna carta de protesta", dijo


Costa Rica, que carece de ejército, comenzó hoy viernes a desplegar patrullas de policías fuertemente armados en la frontera con Nicaragua, un día después de denunciar una violación de su soberanía en los trabajos de dragado del río San Juan iniciados por Managua. San José presentó una protesta ayer jueves al embajador de Nicaragua, Harold Rivas, alegando que su país estaba arrojando sedimento extraído por el dragado del río en la margen costarricense, afectando la "soberanía nacional", en medio de versiones de prensa no confirmadas oficialmente- de una incursión militar nicaragüense en territorio de Costa Rica. El Ejército rechazó hoy cualquier violación a la soberanía tica.

Setenta policías con uniformes de camuflaje, cascos de guerra, fusiles M-16 y ametralladoras M-60, fueron despachados desde San José a la zona fronteriza donde Nicaragua realiza el dragado del lecho del San Juan desde el lunes. "El asunto se está manejando por parte del gobierno con firmeza", dijo a los periodistas el ministro de Seguridad, José María Tijerino, aunque descartó que pueda haber una escalada. "Todo esto se va a canalizar por la vía institucional (diplomática) que corresponde", declaró por su parte la presidenta Laura Chinchilla. "Queremos aclarar todo con seriedad y garantizarnos que los trabajos que hace Nicaragua con todo derecho en su territorio no tengan impacto negativo en el lado nuestro", declaró la mandataria.

Un portavoz del Ministerio de Seguridad informó a la AFP que los 70 policías viajaron "en avión a (el pueblo de) Barra del Colorado y de ahí en helicóptero a la zona donde está la draga". "Van por tiempo indefinido", dijo. El ministro Tijerino dijo que tenía fotos y videos de una draga nicaragüense arrojando sedimento del río en territorio costarricense, pero el encargado de los trabajos de dragado negó este viernes la denuncia. "Todo (lo que dice Costa Rica) es supuesto. No hay nada confirmado. Que vayan a ver in situ y que vean que estoy actuando conforme a derecho", dijo a la AFP el ex comandante guerrillero nicaragüense Edén Pastora, quien dirige las faenas en el río por encargo del presidente Daniel Ortega.

Policías ticos con "muy poca formación militar"

Pastora manifestó que "la margen derecha del río es territorio costarricense y eso nosotros lo respetamos". Ni el gobierno ni la cancillería de Nicaragua se han pronunciado hasta ahora sobre la protesta de San José. El Río San Juan pertenece a Nicaragua y recorre un largo tramo de la frontera con Costa Rica, que inicialmente se oponía al dragado, aunque luego reconoció el derecho soberano de Managua a hacer los trabajos. Managua ha dicho que estos trabajos eliminarán el sedimento acumulado en el lecho, que dificulta la navegación en el río más caudaloso de Centroamérica. Aunque los policías costarricenses partieron a la frontera con armamento y pertrechos de guerra, una fuente del Ministerio de Seguridad admitió que carecen de entrenamiento militar.

Costa Rica disolvió su ejército en 1948. "Tienen muy poca formación. La única formación que tienen son seis meses en la academia de policía, donde reciben lo básico", dijo la fuente a la AFP. Inicialmente, Costa Rica se opuso al dragado argumentando que tendría un impacto negativo en su territorio, pues varios ríos del país son tributarios del San Juan. Nicaragua y Costa Rica, donde viven al menos medio millón de migrantes nicaragüenses, tienen frecuentes roces diplomáticos desde hace años. El primero es el país más pobre de Centroamérica y el segundo el más próspero. Ambos países comparten una frontera de unos 300 kilómetros, del Pacífico al Caribe.

Por su parte, el vicecanciller de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, negó hoy que el gobierno haya recibido una protesta de Costa Rica por supuestas incursiones militares en su territorio, y aseguró que las relaciones bilaterales se mantienen estables. En entrevista telefónica con el Canal 12, Coronel desmintió declaraciones de la canciller costarricense en funciones, Marta Núñez, quien dijo que su gobierno envió ayer una nota de protesta a la Cancillería de Managua. "No hemos recibido ninguna carta de protesta", dijo el alto funcionario. "No tenemos ningún problema con Costa Rica", enfatizó, según recoge la agencia de noticias DPA.

De Carta Bodán



Comments