Condenada a 12 años de prisión una mujer afgana tras ser violada







Una mujer afgana llamada Gulnaz no solo sufrió la pesadilla de la violación sino que además fue condenada a 12 años de cárcel por ello, cuenta la cadena CNN que habló en exclusiva con la víctima en Kabul. La agresión que sufrió con 19 años por parte del marido de su prima fue vista por los tribunales como adulterio. Dos años después, deberá tomar una difícil decisión si quiere seguir con su vida lejos de las rejas: contraer matrimonio con el agresor. Desde la prisión de Kabul Badam Bagh, Gulnaz cuenta que aceptará casarse con el atacante, y lo hace, dice, por su hija de dos años, fruto de la propia violación y que sostiene en brazos en el vídeo difundido por la televisión estadoundiense: "Así mi hija podrá seguir teniendo una madre".

Las mujeres en su situación, a las que se les consideran deshonradas, son a menudo asesinadas por la vergüenza que produce en su comunidad que hayan pasado por esta terrible experiencia. Ya sea por su propia familia o por la de su agresor, quien negó a la CNN haber cometido la violación. Vivir entre rejas, por tanto, es ahora el lugar más seguro para ella. "Tenía una ropa mugrienta que usa para el trabajo, en la construcción", recuerda la víctima del día que sufrió la violación. "Cuando mi madre salió, él entró en mi casa y cerró las puertas y las ventanas. Yo empecé a gritar pero me hizo callar tapándome la boca con sus manos", contó.

El caso de Gulnaz, habitual en un país como Afganistán, pero acaparó la atención internacional a raíz de un conflicto entre la Unión Europea (UE) y un grupo de realizadores de documentales contratados precisamente por la UE para elaborar un reportaje sobre los derechos de las mujeres en Afganistán. Los documentalistas filmaron un extenso informe sobre Gulnaz y otras mujeres a cara descubierta. La UE decidió poner fin al proyecto porque, según explica la cadena, la seguridad de las mujeres podría correr peligro al ser identificadas. La CNN no descarta que la decisión de la UE pueda estar motivada por su "delicada" relación con el Gobierno de Afganistán, pues la película "no muestra la mejor cara del sistema judicial" del país.

Carta Bodán


Comments