Con la mano firme y la conciencia libre, votemos por Nicaragua








Queridos compatriotas:

Estamos a pocas horas de acudir a las urnas para elegir a las autoridades que nos gobernarán por los próximos cinco años.

Acudiremos a las urnas convencidos de la urgencia de expresar nuestra voluntad de elegir autoridades por la vía del voto.

Muchos de los que emitimos este pronunciamiento fuimos combatientes,  militantes revolucionarios o  luchadores contra la dictadura somocista o combatientes por la democracia cuando la guerra imperialista nos enfrentó a hermanos contra hermanos. Quienes vivimos las heridas, muertes y privaciones de la guerra, no deseamos ni para nosotros, ni para nuestros hijos un futuro donde nuestras diferencias tengan que resolverse otra vez por las armas. Por eso reivindicamos nuestro derecho a votar como una conquista irrevocable a la que la memoria del sacrificio de nuestros héroes y mártires nos impide renunciar.

Estamos plenamente conscientes,  que el dilema ciudadano es admitir el avance de una dictadura personal o dinástica o impedirla con su voto el 6 de noviembre.

-Vamos a estas elecciones con un Presidente que se presenta a la reelección a pesar del mandato explícito de nuestra Constitución que no admite la reelección consecutiva y que quien ha sido dos veces presidente no puede volverlo a ser. Daniel Ortega es el candidato perfectamente inhibido por la Constitución.

-Vamos a estas elecciones con un Consejo Supremo Electoral cuyos magistrados han sido sostenidos en sus cargos, a pesar de haberse vencido su período, y su Presidente Roberto Rivas con graves señalamientos de corrupción pública y abuso de autoridad, tales como amenazar públicamente a los ciudadanos con utilizar el EN para imponer el miedo a la ciudadanía votante.

-Vamos a estas elecciones tras un proceso de cedulación parcializado, que ha favorecido la rápida afiliación de los partidarios del Presidente Daniel Ortega y al partido de gobierno, obstaculizando la emisión de cédulas para amplios sectores de la ciudadanía especialmente a los jóvenes aptos para votar por primera vez.

-Vamos a estas elecciones tras un proceso que ha repartido la fiscalía de las mesas electorales según la conveniencia del partido de gobierno, irrespetando las normas de proporcionalidad y poniendo trabas arbitrarias y sin base en la Ley Electoral a candidatos de los partidos opositores al actual régimen.

-Vamos a estas elecciones bajo la sombra del fraude realizado en las elecciones municipales de 2008.

Nos preocupa muchísimo el resultado de un proceso electoral viciado de origen y realizado en el marco de éstas y otras irregularidades derivadas del pacto Aleman/Ortega. No obstante, estamos convencidos de que la mejor manera de oponernos al designio que intenta conducir nuestro país a una nueva dictadura personal o dinástica, es defender nuestro derecho al voto y a la transparencia de los resultados electorales.

Es así que amparados en la autoridad moral que nos confiere el amor a Nicaragua, nuestros años de lucha y compromiso por el sueño de una Patria Libre y Democrática y la memoria de hermanos, hijos, compañeras y compañeros caídos, hacemos un llamado en primer lugar  al Ejército de Nacional –el Ejército de todos los nicaragüenses-  para que, en cumplimiento de sus leyes y reglamentos y como principal garante de la Constitución, mantenga y defienda de cualquier acechanza política, el carácter nacional, apolítico y apartidario.

La responsabilidad institucional del Ejército Nacional es un deber patriótico y el principal legado revolucionario y nacional para el desarrollo en paz de la democracia. Llamamos a sus altos mandos y tropas  a que con el honor patriótico que les ha ganado el reconocimiento y estima de toda la sociedad, protejan el material electoral y desempeñen sus funciones evitando caer en enfrentamientos o prestar sus fuerzas a la represión del pueblo del que son parte esencial: el Pueblo de uniforme.

Hacemos así mismo un llamado a los Partidos Políticos y alianzas participantes en el proceso electoral para que el día de las elecciones eviten acciones de  proselitismo político o movilizaciones triunfalistas que puedan causar confusión y disturbio en los barrios y comunidades. Todos los votos deben ser contados y nadie ha triunfado si no se ha contado el último voto, pues cada voto es un ciudadano que demanda al CSE respetar su voluntad política. No hay votos anónimos aunque si secretos.

Llamamos de manera especial a toda la ciudadanía apta para votar a que asistan masivamente desde tempranas horas a los Centros de Votación de sus barrios y comunidades guardando el orden y compostura.  Todos debemos estar claros de que nuestro voto es secreto. Debemos asegurarnos de marcar la boleta correctamente para evitar que se descalifique nuestra opinión y estar atentos y vigilantes ante cualquier intento de obstaculizar nuestro derecho a ejercer el sufragio.

Sin temor y con responsabilidad cumplamos como ciudadanos votando por ese sol de la libertad que nos toca mantener encendido por un futuro de paz, democracia y abundancia para todos.


Dado en Managua, el día 3 de Noviembre de 2011

NOMBRES

Henry Ruiz            
Moises Hassan      
Carlos Brenes
Alberto Novoa      
Sergio Martinez      
Francisco A. Enriquez T
Irvin      Larios            
Pedro Rivas G      
Gioconda Belli
Guillermo Miranda      
Saul Lewite            
Onofre Guevara López
Carlos Benavente      
Martha González      
Elieth Caldera
Hugo Vélez Astasio      
Mauricio Mendieta      
Luis Rocha Urtecho

Otros nombres



Comments