"Nicaragua es peón del eje Moscú-Teherán-Caracas", afirma ex diplomático








Managua.- Bajo el titular "¿Tendrá Ortega una lágrima en el corazón?", el diario La Prensa de Nicaragua presenta este sábado una nota periodística de Ludwin Loáisiga López, en la que se citan declaraciones del Dr. Julio Icaza Gallard, especialista en política exterior y ex embajador de Nicaragua ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El análisis cuestiona la política exterior del presidente Daniel Ortega con respecto al conflicto entre Colombia y Venezuela, que se agudizó el pasado jueves, cuando el representante colombiano ante la Organización de Estados Americanos, Luis Alfonso Hoyos, presentó en ese foro regional una denuncia documentada sobre la existencia de campamentos guerrilleros de las FARC en territorio venezolano con pleno conocimiento, anuencia y complicidad del régimen de Hugo Chávez.

Icaza Gallard indica que a su juicio existe "un total y absoluto divorcio entre los intereses de Ortega y los intereses de la nación porque no veo ningún beneficio con ese ‘arrastramiento’, porque no es alineamiento a la Venezuela de Hugo Chávez, porque el único que gana con eso es Daniel Ortega y el círculo de hierro que está haciendo negocio con esa cooperación".

El diario también recuerda que Ortega ha jugado un papel de facilitador del territorio nicaragüense para los dirigentes de la guerrilla colombiana, que ha sido condenada a nivel mundial por su ligamen con el narcotráfico internacional y el terrorismo.

Al respecto, La Prensa señala que, oficialmente, "Nicaragua ha otorgado asilo humanitario o político a cuatro miembros de las FARC, pero en el 2008 corrió la versión, en Venezuela, de que un avión de PDVSA había transportado a miembros de esa guerrilla hacia Nicaragua. En esa ocasión las autoridades venezolanas lo negaron.

Nicaragua utilizó medios aéreos del Ejército para trasladar a las guerrilleras de las FARC, tras el ataque de Colombia contra de una base guerrillera en territorio de Ecuador.

“El presidente (Daniel) Ortega ha vendido la soberanía de Nicaragua al presidente Chávez, somos un satélite de un eje neofascista que se ha constituido en Moscú, Teherán y Caracas. Nosotros somos un peón de este eje, y eso no puede ser”, comentó Julio Icaza, quien espera que la Asamblea Nacional pida cuentas a Ortega".

El texto completo de la nota dice lo siguiente:

Cuando el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el jueves que rompía relaciones diplomáticas con Colombia, “con una lágrima en el corazón”, en Nicaragua se recordó que en el 2008 el presidente Daniel Ortega había hecho lo mismo y, además, que el mandatario sandinista ha otorgado asilo a cuatro miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se han convertido en la manzana de la discordia.

En el ambiente nicaragüense ha quedado una pregunta: ¿Tendrá el presidente Ortega, al igual que Chávez, una lágrima en el corazón, y estaría dispuesto a romper una vez más las relaciones diplomáticas con Colombia?

A dos semanas de que se dé el traspaso de mando en Colombia parece muy difícil. Lo confirmado es que el embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Moncada, respaldó a Caracas y criticó a Bogotá.

“El Gobierno de Colombia ha mantenido una constante campaña de calumniosas acusaciones contra el Presidente de Venezuela, comandante Hugo Chávez Frías. Nicaragua, como hermana latinoamericana y como miembro del Alba, rechaza esa campaña falsa e injuriosa, que pretende responsabilizar al Presidente de Venezuela de acciones cuyo origen está dentro de la propia historia colombiana y en los largos años de conflicto armado, al que se agrega hoy la extensiva producción y tráfico de drogas desde ese mismo país”, dijo Moncada.

Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Colombia luego de ser acusada de respaldar y brindar refugio a las FARC.

En Nicaragua, el presidente Ortega ha ofrecido asilo humanitario a tres guerrilleras: Nubia Calderón Trujillo, alias “Esperanza”; Martha Pérez Gutiérrez y Doris Torres Bohórquez.

Ortega también otorgó asilo político al hermano del “Canciller” de las FARC, Rubén Darío Granda, a su esposa e hijo.

Para el analista en política exterior, Julio Icaza, la administración de Ortega ha remojado su “dependencia” hacia Venezuela y ha puesto en entredicho la posición de Nicaragua ante Estados Unidos.

“Porque Estados Unidos no puede tener relaciones con países que apoyan el terrorismo y veremos cuáles serán las medidas que tomará Estados Unidos con un gobierno que claramente apoya a grupos terroristas y, por el lado de las medidas que pueda tomar Estados Unidos es que podría tener un resultado en las relaciones Nicaragua-Estados Unidos, por el apoyo que ha dado Nicaragua al gobierno de Chávez”, advirtió Icaza.

“Vemos un total y absoluto divorcio entre los intereses de Ortega y los intereses de la nación porque no veo ningún beneficio con ese ‘arrastramiento’, porque no es alineamiento a la Venezuela de Hugo Chávez, porque el único que gana con eso es Daniel Ortega y el círculo de hierro que está haciendo negocio con esa cooperación”, añadió Icaza.


Comments