El próximo Presidente de Colombia








Antanas Mockus del Partido Verde y Juan Manuel Santos del Partido de la “U”, los favoritos


Por el Álvaro F. Albornoz P.
Doctor en Derecho Constitucional


El 30 de mayo de 2010, Colombia elegirá a su próximo Presidente, y todo parece indicar, de acuerdo a las encuestas, que el triunfo estará entre Juan Manuel Santos, del Partido de la “U” y Antanas Mockus del Partido Verde.

Juan Manuel Santos es economista de 58 años de edad y fue Ministro de la Defensa durante el período 2006-2009; y Antanas Mockus es matemático y filosofo, también de 58 años de edad y fue Alcalde de la Ciudad de Bogotá por dos períodos, el primero de 1995 a 1997 y el segundo del 2001 al 2003.

Ambos candidatos son profesionales y tienen experiencia en el gobierno. Santos en el manejo de un Ministerio importante y Mockus en el manejo de la ciudad capital. Ninguno profesa ideología de izquierda. Santos es de centro-derecha y Mockus es de centro-ambiental.

Los dos tienen una trayectoria política conocida y pública y en el desarrollo de la misma han tenido aciertos y desaciertos. El pueblo colombiano sabrá quien ha tenido más o menos aciertos que el otro y lo valorará a la hora de votar.

Lo importante es que Colombia celebrará una fiesta democrática en el marco de un Estado de Derecho y que tendrán la oportunidad de sustituir al Presidente Álvaro Uribe, quien ha realizado una excelente gestión que goza del apoyo de la inmensa mayoría del pueblo.

Nuestros hermanos colombianos deben votar sin dejarse manipular y sin hacer caso a guerras sucias. Deben votar valorando las capacidades y trayectorias de cada candidato sin hacer caso a falsos rumores o mentiras prefabricadas.

Colombia es un Estado de Derecho sólido y donde las instituciones funcionan con autonomía e independencia de acuerdo al marco constitucional. Así que cualquiera de los candidatos que gane estará sometido al cumplimiento de la Constitución y al control de los otros poderes públicos.

Si gana Santos tendrá a su favor un Congreso mayoritariamente integrado por miembros de su partido; y si gana Mockus tendrá un Congreso mayoritariamente de otro partido político, pero que puede significar una prueba estupenda del equilibrio de poderes y del manejo de la gobernabilidad dentro de un estándar democrático.

Mockus fue Alcalde por dos períodos en Bogotá y tiene una obra de gobierno que mostrar, además de toda una trayectoria política y académica en Colombia. Asimismo, es el abanderado del Partido Verde, el cual tiene como valores fundamentales: la Sabiduría Ecológica, la Justicia Social, la No Violencia, la Democracia Participativa, la sostenibilidad, la Ética política y electoral; la Confianza en las personas, entre éstas y las instituciones, en la capacidad y en la honradez y la Igualdad que garantice la equidad y la inclusión.

Por primera vez un abanderado de un Partido Verde o Ecológico tiene la posibilidad cierta de convertirse en Presidente de una nación, lo cual es un hecho políticamente trascendental.

Ambos candidatos colombianos son demócratas comprobados y defensores de la libertad y el progreso. Ninguno apoya las indebidas intromisiones del Teniente Coronel Hugo Chávez en los asuntos internos de Colombia ni son sujetos manipulables por él o títeres como lo son otros presidentes latinoamericanos. Ni Santos ni Mockus comparten la forma de gobernar de Chávez ni su ideología retrógrada.

Ambos candidatos saben el daño que las FARC le han hecho a Colombia y han realizado propuestas contundentes para el combate de las mismas.

Así que el 30 de mayo los colombianos deben votar con confianza y con alegría y apoyando la democracia que los venezolanos perdimos. Voten por quien deseen, por quien les diga su corazón y su conciencia. Gane quien gane Colombia estará a salvo.

De todas formas, de acuerdo a las encuestas, ningún candidato podrá ganar en la primera vuelta, así que seguramente se realizará una segunda vuelta el 20 de junio, lo cual es un mecanismo democrático de avanzada ya que permite elegir a un Presidente que goce de un verdadero consenso nacional y no de una mayoría circunstancial.

Por lo que, habrá una nueva oportunidad de reflexionar más el voto y de realizar una buena elección. En esa segunda jornada los seguidores de los candidatos minoritarios como Noemí Sanín (Partido Conservador), Rafael Pardo (Partido Liberal), Germán Vargas (Derecha) y Gustavo Petro (Izquierda) tendrán la oportunidad de participar en la decisión final e inclinar la balanza de un lado o de otro.

El candidato que gane finalmente tendrá la inmensa responsabilidad de mejorar la obra de Álvaro Uribe y de proteger a Colombia de las garras de su vecino que con colmillos afilados espera el momento para acabar con la democracia colombiana como lo hizo en Venezuela.

Así que hermanos colombianos, a votar con alegría sin caer en guerras sucias porque tienen estupendos candidatos y disfruten de su democracia y no se olviden de los venezolanos que vivimos trágicos momentos.

Dr. Álvaro F. Albornoz P.
Doctor en Derecho Constitucional
Profesor Universitario Venezolano

catrachovenezolano@gmail.com



Comments