Evita y Juan Domingo Chamuco

Por Julio Ignacio Cardoze


 



“Miré hacia el porvenir de la raza, y el porvenir de la raza no era sino una marcha desesperada hacia la decadencia, hacia la desaparición y hacia la muerte…” José Maria Vargas Vila



Nos recreamos con los escritos de Andrés Pérez Baltodano, por su razonamiento lógico y coherencia. El escrito; “El FSLN después de Daniel Ortega”, en Confidencial # 563 del 2 al 8 de diciembre 2007, es particularmente revelador de actitudes de gobierno, equivocadas, fracasadas, raras y extrañas, producto de caracteres personales de quienes lo manejan y le imprimen el sello de sus personalidades.

En nuestra opinión, es también otra muestra del “curbasa” o “parque zoológico” que tienen en la cabeza los gobernantes “fifty-fifty”, Daniel Ortega y Rosario Murillo la “Chamuca”, pues es como que tuvieran en la mente un deposito de ideas pero al estilo de una “chureca ideologica”, donde se hallan, entre el basural, restos de creencias místicas, esotéricas, satánicas, budismo, catolicismo, islamismo, hechicería, magia, idolatría, culto a la personalidad, sortilegios, encantamientos, maldiciones, afro creencias, papadoccismo duvalierista, zombismo, zapatismo, sobras roídas de peronismo, leninismo, estalinismo, fidelismo, marxismo, chavismo, fascismo, anarquismo, somocismo, chamorrismo, sandinismo, pedazos apolillados del libro de la revolución verde del loco Gadafy, y de la Escuela Magnética Espiritual de la Comuna Universal (EMECU) de Joaquín Trincado a la que estuvo afiliado Sandino, pero al mismo tiempo es una advertencia de lo que podemos esperar si ellos persisten en implementar su particular plan de gobierno familiar y buscan como prolongar el mismo de igual forma como lo pretendió el derrotado y humillado Hugo Chávez, que ha quedado con el rabo entre las piernas como perro apaleado, y lo tiene pendiente de hacer el singular  mestizo “indígena de mentira” Evo Morales, y el esquivo zorro Rafael Correa, que sin embargo deben tener su barba en remojo después del “triunfo” de la democracia de Hugo.

Los comunistas son genios del pretexto, si ganan, después de poner en acción toda clase de marrullas, crímenes, amenazas, arbitrariedades, chantajes y abusos contra la ciudadanía, la democracia y las instituciones, es por que el pueblo quería el comunismo, (cosa que históricamente nunca ha ocurrido) pero si pierden como sucedió en Venezuela, donde tuvieron que aceptar la derrota a presión y contra su voluntad como cuando Daniel perdió las primeras elecciones, automáticamente reclaman el triunfo de su democracia, negando su dictadura.

Son como Jalisco, nunca pierden.

Daniel Ortega y la Rosario, están implementando un gobierno familiar, pero con ingredientes tan variados que será un menjunje con el que ellos mismos terminarán indigestados y más enredados que un hilo en la pata de un pollo.

Lo último que dijo Daniel al respecto, es que quiere implementar una democracia directa al estilo de Libia. La mezcolanza entonces será, dos cucharadas de fidelismo, unas gotas de leninismo, una cucharadita de chavismo, unos cuantos granos de populismo, unas pizcas de “gaddafismo”, unos granitos de fundamentalismo iraní, y de seguro doña Rosario le podrá agregar dos alas de murciélago, una cola de ratón, unas uñas de ladrón, y unas moléculas de aliento de víbora.

Parece que este pobre hombre, Daniel de América, Pueblo Presidente, Daniel de La Libertad, (pero la libertad del departamento de Chontales), se mantiene glorificando nombres y sistemas de acuerdo con la última remesa de petrodólares que recibe, y que jamás creció en el proceso que generalmente siguen algunos distinguidos y democráticos gobernantes comunistas, evolucionando de; asaltantes de banco y pistoleros, a revolucionarios marxistas, a gobernantes y estadistas totalitarios, como Stalin, o Fidel, por ejemplo. Este Daniel de América se quedó en la primera fase, asaltante de banco y pistolero, y donde están los billetes adquiridos de cualquier manera.

Daniel se ha dado a conocer por su falta de capacidad y escasos recursos intelectuales, especialmente en esta segunda etapa cuando su dependencia de su pérfida mujer es más que obvia, basta escucharlo hablar, el tono de voz, su torpeza para articular ideas y expresarlas, gestos faciales y contenido de lo que dice, para darse cuenta de su inhabilidad de coherencia, aunque pudiera tener la misma pericia de un robot “transformer” manejado a control remoto. Pero en su incapacidad se fundamenta su peligrosidad, pues la ignorancia es osada, audaz, y capaz de cualquier  barbaridad.

La nueva moda presidencial, después de decidir, (decisión mística y espiritual de la Chamuca), que cuando al enemigo no se le puede derrotar, es mejor unirse a él, y preferible, por ejemplo, no perseguir a la iglesia mayoritaria de Nicaragua, como en la década 1979-1989, conviene adoptar la religión católica, sus ritos y supersticiones, como los mas fervorosos creyentes.

Hasta con un Cardenal a su servicio particular.

Según Andrés Pérez Baltodano en los siguientes párrafos que copio de su escrito: «La desconexión que sufre la pareja presidencial con la realidad […] su proyecto de dictadura, no va a ser el producto de una mesurada reflexión por parte de estos dos personajes. […] el proyecto de régimen que con tan poca sofisticación han impulsado el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo […] el proyecto de gobierno familiar de la pareja mandante […] en tanto que los esfuerzos de la Sra. Murillo para proyectar la imagen internacional de su esposo como el “Daniel de América”, han terminado siendo un mal logrado chiste, aún dentro de la misma izquierda latinoamericana. Durante ese mismo período, la economía del país se ha deteriorado […] y el aparato del Estado ha perdido efectividad y legitimidad».

Continua Pérez Baltodano: « […] es difícil estimar cuánto más va a pagar la sociedad nicaragüense para que la pareja gobernante abandone su descabellada pretensión de crear una dictadura sin contar con el control de los medios de coerción en el país, o con una correlación de fuerzas internacionales favorable, o con el carisma y la inteligencia que se necesita para crear un sistema de poder autocrático y centralizado. En esto de crear una nueva dictadura en Nicaragua, el matrimonio Ortega-Murillo haría muy bien leyendo un poco de historia y comparando su potencial y sus capacidades con las de Anastasio Somoza García en 1936. De esa comparación con el “medalla de oro” en las olimpíadas dictatoriales nicaragüenses, los Ortega-Murillo tendrían que concluir que lo más que pueden hacer en lo que les queda de tiempo en el gobierno, es abonar todo lo que puedan a la impagable deuda material y moral que tienen con los nicaragüenses. Daniel Ortega no tiene ni la fuerza, ni la personalidad, ni la astucia que tenía Tacho I. Y Doña Salvadora, a diferencia de Doña Rosario, no era una bola de hierro colgada del tobillo de su esposo».

Prosigue Andrés Pérez Baltodano: «Hasta la fecha, la pareja presidencial no se ha destacado por su capacidad para descifrar el sentido de los tiempos y para reconocer los límites de lo políticamente posible. Daniel Ortega habla como si estuviéramos hoy en diciembre de 1979 y no en diciembre del 2007. La Sra. Murillo, por su parte, tampoco parece ser capaz de distinguir entre el horizonte de sus ambiciones y los límites de realidad. Reparte frijoles imaginándose una nueva Eva Perón. Jura, además, que tiene la capacidad de conspirar contra todo lo que se opone a sus deseos en la más secreta clandestinidad, sin darse cuenta de que los nicaragüenses escuchan el sonido de sus aretes y pulseras a cada paso que da».

Como de esta peculiar pareja se puede esperar cualquier cosa, en el revoltijo de sus inspiraciones alucinantes y fantasmagóricas, parece que todos coinciden en que su modelo, por lo de pareja gobernante, es Juan Domingo Perón y su esposa Evita, aunque hay mucho trecho y seria descabellado hacer un paralelismo entre Perón y Daniel, o entre Evita y la Chayo.

De todas formas, ni Perón, ni el peronismo, ni la Evita, que regalaba lo que no era suyo, fueron panacea para la republica Argentina, que en una época llegó a tener un crecimiento económico mayor que el de España, y mas bien fueron lo contrario, el peronismo, que nadie ha definido con certeza, significó para Argentina ponerla como dice la letra del tango, “Cuesta abajo y de rodada”, de la que no ha podido salir, menos con los posteriores gobiernos peronistas característicos por su corrupción galopante y populismo.

Así que, aunque el modelo personal de Evita y Juan Domingo, sirva para la sátira cómica de Daniel y la Chayo, no esperemos, que el sistema de descalabros de gobierno peronista, de dadivas y de regalar lo que es no de ellos, y obstaculizar el progreso, sea solución para Nicaragua, como no lo es el chavismo, ni lo fue el fidelismo que destruyó Nicaragua entre 1979-1989.

Pero veamos lo que puede ocurrir, y para ilustrarlo, tomaremos prestados conceptos históricos sobre Evita y Juan Domingo, del prestigioso escritor, catedrático y político argentino, José Ignacio García Hamilton.

García-Hamilton, nos recuerda una de las herramientas de los comunistas, o peronistas populistas, como Fidel o Perón, consistente en apoderarse de personajes históricos, y usarlos para su beneficio, pues ensalzando a estos personajes, y encumbrándolos, se encumbran ellos mismos, sus sumos sacerdotes.  

Así vemos a Perón, alzando como libertador de Argentina a José de San Martín, y autonombrándose él y Evita, sumos sacerdotes de su memoria, y a Fidel Castro, apoderándose de José Marti, y adaptando el pensamiento de Marti a su proyecto comunista, para mercadearse entre el pueblo cubano, o a Daniel Ortega y al FSLN, apoderándose del nombre, con marca registrada, y de la memoria de Sandino, con derechos de propiedad exclusivos, aunque haga todo lo contrario de las predicas de Sandino, pero que le dan magníficos resultados para consumo popular, de la misma forma como hizo su “piadosa” conversión católica, o como la Chayo promueve la “Purisimas” por medio de los CPC.

En su libro “Porque crecen los países”, García Hamilton explica que en su trabajo titulado:”Los que fracasan cuando triunfan”, Sigmund Freud, señaló que la frustración del individuo, es decir la sensación de malestar, se produce generalmente a consecuencia de un fracaso. Pero que hay oportunidades en que esa neurosis, esa angustia, que puede conducir incluso al suicidio, se debe no a la frustración, sino precisamente al triunfo. Que hay personas que enferman cuando se les cumplen un deseo hondamente arraigado y por mucho tiempo perseguido, como que no pudieran soportar el éxito o la felicidad.

Dice, que Freud estimó, que habían características de la conciencia moral, que habían impedido a pacientes suyos a disfrutar de los triunfos obtenidos. Refiriéndose a personajes literarios se ocupó de Lady Macbeth, quién impuso a su marido matar a los rivales para lograr la corona de Escocia, pero luego el arrepentimiento la derrumbó y la llevo a la locura y al suicidio.

Según García Hamilton, los trabajos de Freud, recuerdan al personaje real de Eva Duarte de Perón, la mujer que logró que su marido llegara a presidente y que se constituyó en la figura más popular pero también más dura y dictatorial del gobierno absolutista y en la plenitud de su poder enfermó de cáncer y murió.

Según García Hamilton, la similitud de la ambiciosa Eva Duarte con Lady Macbeth es evidente. Similitud, posiblemente, como la que la misma Chayo ve entre ella y la Evita. De todas formas, Evita no ocupó cargo público, aunque fue la personalidad mas gravitante durante el primer gobierno de Perón. Había sido actriz de radio teatro y cine, pero cuando su marido llegó al poder, persiguió a los actores y actrices, y muchos tuvieron que emigrar, entre ellos, Libertad Lamarque que se fue a México, como la Rosario, que trabajó en La Prensa, con P.J. Chamorro, cuando este defendía la libertad de prensa en tiempos de Somoza, pero con su marido en el poder, se ha perseguido la libertad de prensa, el periodismo, y manipula y discrimina a los periodistas.

Según García Hamilton, Evita, resolvió hacer beneficencia, (regalando lo que era suyo) y creó la Fundación Eva Perón, (como la Chamuca impulsa los CPC), y las primeras compras las hizo con dinero del gobierno, (como los CPC de la Chamuca reparten frijoles de ENABAS) lo cual fue objetado por la oposición, después hizo que se pasara una ley disponiendo que dos salarios por año de todos los trabajadores, y otros impuestos y dinero de los ministerios, pasaran a integrar los fondos de la fundación con lo que llegó a reunir unos quinientos millones de dólares de esa época.

Eva pretendió lanzar su candidatura a vicepresidente de la republica, en 1951, haciendo formula con su esposo candidato a la presidencia, pero los militares argentinos vetaron su aspiración. Se hizo llamar la abanderada de los humildes y siempre dijo que no poseía bienes, pero al morir, en el juicio sucesorio se constató que era propietaria de edificios de apartamentos en la zona más cara de Buenos Aires, así como era propietaria de una cadena de periódicos.

En un discurso Eva manifestó que lucharía hasta que en Argentina no quedara parado ni un ladrillo que no fuera peronista, (¡El Pueblo Presidente, Daniel de América!) y que todos los niños argentinos, antes de aprender a decir Papá, deberían aprender a decir  Perón. Ya nos imaginamos a los niños nicaragüenses diciendo: ¡Daniel! ¡Papá! En las escuelas era obligatorio para los niños argentinos aprender la lección de: “Evita me ama”, así que pronto podría ser obligatorio decir en los institutos de enseñanza ¡la Chamuca me ama!

La obra de Eva, “La razón de mi vida”, por ley, era lectura obligada en las escuelas primarias, secundarias, institutos técnicos y universidades. Así que existe la posibilidad de que por ley de la magnífica y emancipada Asamblea Nacional, ratificada por la ecuánime sala Constitucional de la prestigiada Corte Suprema de Justicia,  sea obligatorio muy pronto en Nicaragua la lectura de los poemas de la Chayo.

Según García Hamilton, Eva Perón, (con su marido Juan Domingo) impuso el modelo de la dávida y que gobernar para ellos era regalar los bienes públicos, reemplazando el trabajo por la dávida populista. Igual ocurrió en Nicaragua desde la primera época del gobierno del esposo de doña Chamuca, que junto a sus asociados, llegaron a millonarios sin trabajar, pues se repartieron dadivosamente los bienes de otros, y dejaron al país postrado, de tal forma que Nicaragua vive, a partir de la fecha en que los sandinistas tomaron el gobierno por asalto, el 19 de Julio 1979, de las dadivas, convertido el país en pordiosero internacional, después de haber tenido antes de 1979 el mayor índice de crecimiento económico de la región centroamericana.

Los discursos de Eva, eran encendidos, amenazando al imperialismo, a los oligarcas y a los vende patria, como llamaba a los opositores. Eva fue temida y odiada debido a las extorsiones y exacciones que se efectuaban para conseguir fondos para su fundación, y por sus actitudes arbitrarias, de la misma forma como es odiada Rosario Murillo, igualmente por sus arbitrariedades, y entre otras cosas, por la imposición de sus CPC, que son su versión de la fundación Eva Duarte, y su instrumento y brazo político personal, para por su medio manipular, imponerse  y hacerse sentir en el gobierno y el país.

En el caso de Perón, nos dice García Hamilton, que éste consideraba que como líder encarnaba un movimiento y no una facción política, como es en nuestros días el caso del loco Chávez que se cree la encarnación de Bolívar, con sus acólitos Daniel de América y el Evo cocalero de los Andes.

Y así se dio el caso, cuenta García Hamilton, que después, por una ley propiciada en el congreso argentino por el incondicional diputado peronista Héctor Campora, se otorgó a Perón el titulo de libertador y a Eva Duarte el de “Jefa espiritual de la Nación”.

Si nadie detiene las arbitrariedades de la exótica dupleta gobernante, si la sociedad en general no se concientiza, que no nos sorprenda a los nicaragüenses, que ésta pareja, que ha “fracasado al triunfar” de acuerdo a la teoría de Freud, la única con la que se los puede interpretar, pero que en la ruta del fracaso harán pagar a Nicaragua un precio bien alto, un día de estos por decisión de la muy autónoma y soberana Asamblea Nacional, con ratificación de la muy imparcial, incorruptible e independiente Corte Suprema de Justicia, sean proclamados, Daniel, como “libertador” y la Chamuca, como “Madre y jefa espiritual de la patria de Rubén Darío”, para que con ese estímulo, continúe regalando los frijoles que no son suyos, y glorificando la pobreza, porque de los pobres es el reino de los cielos, mientras con la desgracia de los mas desdichados los gobernantes consolidan su reino en la tierra de lagos, volcanes, gueguenses, chischiles, marimbas, pitoretas e ilusiones incumplidas.

Si se pudo en Argentina ¿Por qué no en Nicaragüita?

Mientras tanto nos conviene, como dice Andrés Pérez Baltodano que la Eva criolla continué como: «una bola de hierro colgada del tobillo de su esposo y sin darse cuenta de que los nicaragüenses escuchan el sonido de sus aretes y pulseras a cada paso que da».