Células madre para disfunción eréctil







Las células madre procedentes de tejidos de grasa podrían ayudar a mejorar el efecto terapéutico de los injertos utilizados para la reconstrucción del pene quirúrgico, según sugiere un estudio que se publica en The Proceedings of the National Academy of Sciences, algo que abre a puerta para un tratamiento para la disfunción eréctil. Un equipo de investigadores dirigidos por Wayne J.G. Hellstrom, de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU.) han empleado submucosa del intestino delgado (SIS), un material compuesto de matriz extracelular que se puede cultivar fácilmente en intestinos porcinos, para la reconstrucción quirúrgica de varios órganos genitourinarios de ratas, publicó la agencia ABC.

Los expertos implantar quirúrgicamente en el pene de estos animales injertos de este material recubiertas con células madre derivadas de tejidos y de la grasa de rata. Ocho semanas después de la implantación de los injertos, los autores valoraron la función eréctil de las ratas observaron que se había producido una mejor respuesta eréctil en aquellas ratas en las que los injertos estaban recubiertos con células madre que en las que no recibieron las células madre. La terapia con injertos cubiertos de células madre también aumentó la circunferencia media del pene de las ratas en los estados flácido y erecto.

Además, los análisis bioquímicos sugieren que las células madre probablemente contribuyen a la restauración del tejido eréctil, mejorando el flujo sanguíneo, la capacidad contráctil e impulsando la producción de óxido nítrico, que ayuda a mantener la erección. La reconstrucción del pene quirúrgico se utiliza a menudo para tratar patologías como la enfermedad de Peyronie, que se caracteriza por el crecimiento, a menudo doloroso, de placas en todo el tejido eréctil del pene. Según los autores, los injertos de SIS sembrados con células madre podrían ayudar a mejorar la cirugía reconstructiva del pene.

Carta Bodán


Comments