PLC gastará C$50 millones en campaña







El representante legal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Jorge Castillo Quant, aseguró a Carta Bodán que dicha agrupación estima gastar, en base a la experiencia acumulada en otras votaciones, entre "40 y 50 millones de córdobas" en la campaña electoral que se avecina, pero aclaró que esta cantidad todavía "es poca". El PLC aún no tiene identificada las fuentes de financiamiento para la justa de este año, porque aún no empiezan "en forma". Mencionó que fuera del financiamiento a partidos políticos del Consejo Supremo Electoral (CSE), tienen "donantes" que les dan "dinero" para conquistar el voto, pero prefirió no mencionarlos porque, según él, "muchos quieren tener el anonimato". "Le ayudan a uno, pero uno no está tampoco bajo la responsabilidad o la obligación de decir de la fuente, porque hay mucha gente que te da de forma anónima", expresó.

-Pero eso contradice la Ley Electoral, le recordamos
Quant respondió: "Por lo general los gastos electorales son superiores a las cantidades" y en "eso muchas veces hay amigos que te ayudan, que te responden". "A nosotros nos han ayudado entidades fuera del país y los mismos PLC nos han ayudado también", agregó a Carta Bodán. "Lo que hacemos nosotros es que solicitamos un préstamo al Banpro (Banco de la Producción) y al Bancentro (Banco Centroamericano) también. El Consejo Supremo Electoral avala el préstamo y ellos son los que pagan directamente la deuda cuando la contraemos para la campaña propiamente", explicó.

Agregó: "Nosotros solicitamos a los bancos con el aval respectivo y con todos los bienes que tiene el partido, respondiendo a la deuda, posteriormente a las elecciones, cuando todo se finiquita, el Consejo Supremo Electoral paga directamente a los bancos, que nos habilita para la campaña electoral". No precisó cuáles serán sus otras fuentes de financiamiento. Quant se mostró optimista sobre el apoyo de la empresa privada del país, a pesar que diferentes sectores no descartan la victoria del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que ha cultivado buenas relaciones con el gran capital. "Eso habría que verlo, esas son cosas que no podés adivinar o especular", dijo. "Siempre está el sector democrático, que a nosotros siempre nos han endilgado que somos pactistas y una serie de cosas. Sin embargo, nosotros hemos mantenido la línea demócrata dentro del partido y dentro del país", señaló.

Aguirre: Puede llegar a US$6 millones

Por su parte, el candidato a la Vicepresidencia por el Partido Liberal Constitucionalista, Francisco Aguirre, comentó vía correo electrónico a Carta Bodán que "se puede montar una campaña política en un país como Nicaragua con US$6 millones". No obstante, señaló que "es un hecho que llega un punto en que los reales no se traducen en más votos".

"En economía, eso se llama el punto de rentabilidad disminuida.  Esto lo vimos claramente en 2006, en donde Eduardo Montealegre gastó tres o cuatro veces más de lo que invirtió (el ex vicepresidente y candidato presidencial por el PLC, José) Rizo. Sin embargo, sin contar el último 8.5% del voto, el PLC sacó más diputados y Eduardo sólo sacó unos cuantos votos más de lo que sacó José Rizo", analizó Aguirre.

"Una ventaja clarísima que tiene (el presidente) Daniel Ortega en la campaña 2011 es su cofre de guerra, que es, sin duda, el más robusto que jamás ha tenido un candidato nicaragüense", comentó el ex canciller.

APRE calcula US$8 millones

En tanto, el candidato a la Presidencia de la Alianza por la República (APRE), Miguel Ángel García, señaló que buscarán ayuda económica vía préstamo en la banca nacional, a pagarse con los fondos que asigne después el CSE a cada partido, así como de "la gente pobre, de los cristianos y católicos" que quieran cooperar con esa agrupación. García, ex ministro de Educación durante el gobierno de Enrique Bolaños, estimó que una campaña electoral puede costar un promedio de ocho millones de dólares. Recordó que cuando manejó la campaña de Bolaños existía un presupuesto de US$13 millones y al final se hizo con US$6.3 millones.

"Depende de cómo se manejen los recursos, lo importante es que se pueda disciplinar en todo lo que es entrega de material de publicidad. Si se hace, sí se puede con ocho millones, lo que no podemos competir es en monto, podemos competir en calidad de la campaña", indicó a Carta Bodán. Explicó que su partido iniciará la campaña en mayo y se concentran en buscar "recursos humanos" antes que en buscar "la plata". "No creo que sea sano, ni conveniente estar gastando grandes cantidades de dinero en campaña cuando ni siquiera se han ratificado los candidatos", alegó.

Detalló que por ahora se centrarán en escoger a los aspirantes a diputados y sostuvo que serán capaces de cambiar la "mentalidad" de los empresarios para que los apoyen. Además, declaró que "todo esto es cuestión de fe" y el que no crea ganarle al FSLN "que no se meta". Indicó que para iniciar la campaña ya cuentan con algunos recursos para soportar unos cuantos meses, pero no quiso referirse a la cantidad, porque dijo, a manera de broma, que "es secreto de estado".

MRS: "Contribuciones voluntarias"

Por su parte, el candidato a la Vicepresidencia por el Partido Liberal Independiente y la Unidad Nicaragüense por la Esperanza (PLI-UNE), Edmundo Jarquín, mencionó que hasta ahora no tienen "ninguna" fuente de financiamiento, pero prevé que harán su campaña con "contribuciones voluntarias", como lo hacen en la actualidad en diferentes comunidades del país.

Jarquín apuntó que harán "la campaña de la gente y no del dinero". "No hay fuentes de financiamiento, aspiramos fundamentalmente al crédito bancario contra los votos que vamos a sacar", manifestó a Carta Bodán.

Alegó que todavía no se encuentran en el proceso de campaña y por eso no están centrados en el tema del financiamiento. Además, afirmó que las actividades que realizan en las diferentes regiones del país como Muy Muy, Matiguás y Esquipulas se "están financiando localmente".

Carta Bodán



Comments