Principal‎ > ‎

Benedicto XVI renunciará el 28 de febrero por "falta de fuerzas"

Benedicto XVI renunciará el 28 de febrero por "falta de fuerzas"







El papa Benedicto XVI anunció este lunes durante un discurso en el Vaticano que renunciará el próximo 28 de febrero, porque ya no tiene "fuerzas" para dirigir la Iglesia católica a causa de sus 85 años de edad, informó la Santa Sede, la cual dijo que podría haber un nuevo pontífice para la fiesta de Pascua, el 31 de marzo.


"El Papa anunció que renunciará a su ministerio a las 20h (19h GMT) del 28 de febrero. Comenzará así un período de 'sede vacante'", precisó a la AFP el portavoz  del Vaticano, el padre Federico Lombardi. "Tendríamos que tener un nuevo Papa en Pascua", dijo luego Lombardi en una rueda de prensa. Según él, se celebrará un cónclave en los 15 o 20 días posteriores a su renuncia.

"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio", indicó Benedicto XVI en latín ante el Consistorio del Vaticano, según la traducción en español proporcionada por la Santa Sede.

En un anuncio casi sin precedentes en la Iglesia católica, el Papa subrayó que, "en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu". 

"(Ese vigor) ha disminuido en mí [en los últimos meses] de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado", añadió Benedicto XVI. En un libro de entrevistas de 2010, el Papa ya había hablado de la posibilidad de renunciar en caso de que no estuviera en condiciones de continuar. Para expresar su sorpresa ante el anuncio de la renuncia, el decano de los cardenales, Angelo Sodano, habló de un "trueno en un cielo sereno".

El jefe del Gobierno italiano en funciones, Mario Monti, dijo por otra parte estar "muy afectado" por el anuncio. El único precedente de la renuncia de un Papa remonta al año 1294, cuando Celestino V abdicó antes de ser consagrado. Antes de ser designado Papa, había vivido como un ermitaño y no se sentía preparado para asumir la máxima responsabilidad de la Iglesia.



Tweet Button


Comments