Los cerradores que no cierran







Por Broderick Zerpa
Línea de Primera
Reproducción autorizada para Nicaragua Hoy



Dentro del béisbol grandes ligas, tengo que confesar que el tema que más me apasiona es el de los relevistas, los cerradores, los setups, los especialistas zurdos y sus parientes pobres los relevistas largos, hijos sin padres del béisbol moderno.

Alguien me dijo que Ted William ¿el mejor bateador de la historia? una vez charlando con Tony Winn le comentó que cuando un lanzador lo enfrentaba por primera o segunda vez en el partido tenía mucho chance de dominarlo, pero que la tercera y cuarta no tendría donde esconderle la pelota. ¿Tercera y cuarta vez? Bueno eso era en aquella pelota, ahora eso no existe, los lanzadores no te enfrentan sino dos veces por partido.

Si hay relevistas para todas las ocasiones, si antes los lanzadores venían al terreno a lanzar el partido completo, en algún momento en los cincuentas comenzamos a ver lanzadores con 30 y más salvamentos, pero estos normalmente eran hombres que lanzaban varios innings en los cierres de los encuentros. Los cerradores como tal llegan en los setentas, pero estos eran tipos solitarios que no tenían mayor ayuda de los otros relevistas, o al menos estos aun no tenían cargos pomposos como el de setup.

Pero nuestro béisbol, es nuestro beisbol, ahora son muy pocos los que piensan en lanzar partidos completos, el record lo tiene Will White con unos impensables 75 juegos completos, pero es tan antiguo como la pelota, eso está totalmente fuera de sentido. Claro que 75 es una locura, pero en 1972 Carlton Fisk completó 30 y en 1975 lo emuló Catfish Hunter, en el 2009, en la liga nacional los líderes fueron los Gigantes Matt Cain y Tim Líncecum con 4 ¿4? Pues sí, solamente cuatro esto gracias a los relevistas.

En 2010, inicio de la segunda década del siglo XXI y con muy poco de esta temporada he observado una inusual actividad dentro de los cerradores, que me llamó la atención: demasiadas oportunidades de salvar desperdiciadas y cerradores perdiendo sus puestos.

Jason Frasor ya no es el cerrador de Toronto, perdió su puesto después de desperdiciar par de salvamentos, su lugar lo ocupa Kevin Gregg; Mike González perdió su puesto de cerrador de los Orioles después de 2 salvados desperdiciados, a favor de jim Johnson, pero no sóloeso, sino que lo colocaron en la lista de incapacitados ¡Dios nos libre! Lista de incapacitados por no salvar dos partidos es mucho castigo.

Frank Francisco, ya no es el cerrador de los Rangers, los de Texas habían dicho que no querían apurar a Neftalí Felíz, pero lo apuraron y mucho después de dos partidos desperdiciados por los tejanos. Trevor Hoffman es el mayor salvador de la historia y a pesar de ello también ha desperdiciado dos oportunidades de salvar, su cargo no luce comprometido, por su jerarquía, pero cuidado con cambios en Milwaukee.

Cierro, porque no voy a desperdiciar la oportunidad de hacerlo con dos que están en la cuerda floja, Chad Qualls, que tiene más de 5 de efectividad y dos desperdiciados por Arizona y Leo Nuñez, que tiene también 2 oportunidades perdidas y le han anotados dos carreras heredadas para perder encuentros.

En la próxima columna conversaremos en relación a las carreras heredadas una de las estadísticas más esclarecedoras del béisbol actual. Sígueme en twitter @beisbologo para hablar de pelota en tiempo real.

Comments