Nicaragua: Banca comercial en "encrucijada"



Listado de subpáginas









La banca comercial nicaragüense está en una encrucijada, al padecer de una excesiva liquidez y de una severa desconfianza para intermediar crédito a las actividades económicas, debido a su conducta de concentrar una gran parte de los depósitos del público en crédito de corto plazo a las familias y al comercio importador especialmente de bienes de consumo, valoró el economista Néstor Avendaño, en su análisis acerca de las Expectativas del Sistema Bancario 2011.

“Las tasas de interés, aunque han disminuido más las pasivas que las activas (específicamente en diciembre de 2010), continúan siendo no competitivas al compararlas con las del resto de países del istmo centroamericano, no obstante la presencia de una excesiva liquidez seguirá creciendo este año”, consideró. Avendaño refirió que en 2011 el mercado bancario nicaragüense observará “la cuarta caída anual del saldo de crédito bancario, en términos reales, o dolarizado o en porcentajes del Producto Interno Bruto (PIB)”. Agregó que “cabe recordar que no es correcto analizar el saldo de los agregados monetarios y financieros en términos nominales o en precios corrientes, porque ocultan ineficiencias por la presencia de una creciente tasa de inflación”.

Mencionó que “la cartera de crédito tiene el problema estructural de la reducción de clientes, porque en gran medida han sido desalojados de la cartera de préstamos aquellos consumidores que no cuentan con capacidad de pago, mientras que la mayoría de los productores no son sujetos de crédito y aquellos que sí lo son, buscan crédito en el exterior por las altas tasas de interés activas en el mercado local”. Indicó que “el exceso de liquidez en las entidades bancarias seguirá ascendiendo, debido a la tendencia creciente de los depósitos del público no bancario”. “La velocidad con que crecen los depósitos es mayor que la velocidad con que aumentan los créditos”, agregó.

Factores que generan mayor liquidez

Avendaño mencionó que los factores que generarán un mayor exceso de liquidez en el sistema bancario son: el aumento de los depósitos asociados con el flujo de recursos del exterior (los depósitos del préstamo del ALBA, las remesas familiares, las inversiones extranjeras directas), así como los mayores ingresos de los exportadores por las alzas de los precios internacionales de los alimentos. Además la reducción de la tasa de encaje legal a partir del lunes 4 de abril de este año, que incrementará el multiplicador del dinero. Refirió que la política monetaria expansiva, que se ejemplifica con la redención neta de papeles (desendeudamiento) del Banco Central de Nicaragua (BCN) por C$583 millones y las pérdidas operativas del BCN de C$ mil 21 millones, de acuerdo con las metas macroeconómicas asociadas con la extensión de un año del Programa “Servicio de Crédito Ampliado”.

Agregó que en el gasto de los partidos políticos en la contienda electoral sería interesante que el Fiscal Electoral pregunte a cada partido o a cada alianza de partidos políticos quién, cuánto y por qué financia su gasto electoral, porque “en este escenario, los bancos están funcionando como una caja. El mercado no está fijando la tasa de interés, sino por los bancos. El riesgo es el mismo, el riesgo no es político sino por la incapacidad de pago de los consumidores, por la irrecuperabilidad del crédito para el consumo”.

Apuntó que “las reservas bancarias han aumentado, los excedentes se depositan en el exterior y se mantienen elevadas tasas de encaje legal. El exceso de liquidez, M1, se transforma en un aumento de reservas internacionales de los bancos en el exterior”. Subrayó que “esta es la regla de oro actual: aumentar las reservas internacionales dado el aumento de liquidez en el mercado bancario, porque el crédito neto (colocaciones menos recuperaciones) al sector privado continúa cayendo”. Mencionó que “la generación de la mayor liquidez en las entidades bancarias no se ha dado por una mayor competitividad bancaria, sino que la provoca fundamentalmente el sector externo (remesas, inversiones extranjeras directas, los mayores precios internacionales de los rubros de exportación, y los préstamos del ALBA, principalmente)”.

Superintendencia "incapaz" de impulsar competitividad

Avendaño aseguró que la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (Siboif) no ha sido capaz de impulsar la competitividad entre las entidades financieras. “La trampa de la liquidez ha funcionado a la inversa en el país, rompe caminos hacia el exterior, porque el regulador del sistema financiero nacional no impulsa la intermediación financiera”, añadió. Analizó que el Banco Central de Nicaragua “no ha iniciado un diálogo efectivo con los grupos financieros para establecer una política financiera apropiada para el país”. Además consideró que “el crecimiento económico no se logra ampliando el crédito de corto plazo mediante la reducción de la tasa de encaje legal, bastante contradictoria en un escenario de excesiva liquidez en poder de los bancos, sino con líneas de crédito de largo plazo aunada a una cartera de proyectos del sector privado, y en este tema el Banco Central tiene una gran responsabilidad”. Sostuvo que “desafortunadamente, la nueva ley del BCN no confirió a su presidente el mandato de que la autoridad monetaria debe contribuir al alcance del pleno empleo”.

“Salir de la encrucijada bancaria implica que los bancos comiencen a ser competitivos, a reducir sus costos operativos y administrativos. El futuro del Sistema Financiero Nacional es incierto. No se visualizan políticas del BCN ni regulaciones de la Siboif para fortalecer al sistema financiero nacional”, valoró. “Se observa la ilusión óptica de solidez bancaria a través del aumento de los depósitos, pero es sólo eso, una ilusión óptica que ha conducido a que representantes de grupos financieros afirmen que algunos bancos han crecido más que la economía del país. Sin embargo, la debilidad de los bancos está en su percepción del riesgo y en no ser competitivos”, recalcó.

Indicó que “en Centroamérica, Nicaragua es el único país que tiene una cláusula de mantenimiento de valor, un grave defecto que inhibe a la política cambiaria a ser la palanca fundamental pro exportadora, papel que es jugado desde hace veinte años por los estímulos tributarios, mejor dicho con el gasto tributario”. Subrayó que “los bancos muestran una alta dependencia del sector público en la captación de depósitos (que deberían estar en el BCN), que son de muy corto plazo. Una parte importante de los activos bancarios están en las cajas y en inversiones financieras de los bancos en el exterior. Se observa, pues, una mayor vulnerabilidad financiera”, por lo que recomendó acelerar la competitividad bancaria, la disminución de los gastos operativos y administrativos que no necesariamente pasa primero en la destrucción de empleos, la reducción del costo del crédito, la elaboración de la estrategia de intermediación crediticia tanto de corto como de largo plazo, y las pruebas de stress financiero por la inestabilidad macroeconómica internacional, que se reflejan con la desaceleración del crecimiento económico mundial y de la aceleración de la tasa de inflación internacional.

Citibank, el más rentable

La entidad financiera más rentable del país hasta diciembre de 2010 es el Citibank, porque su utilidad neta es igual a 2.45% de sus activos y a 15.47% de su patrimonio, posee el margen financiero más elevado del sistema, 27.23 puntos porcentuales, y el rendimiento de cartera más alto, al representar sus ingresos financieros el 30.76% del monto de sus préstamos, explicó Néstor Avendaño, director de Consultores para el Desarrollo Empresarial (Copades).

“El banco con mayor liquidez es el Banpro porque su liquidez total es igual a 31.35% del valor de sus activos, su liquidez en moneda local es igual a 37.28% del monto de sus depósitos en córdobas, su liquidez en moneda extranjera es igual a 40.52% del monto de sus depósitos en dólares, y su cartera de préstamos de corto plazo es igual a 23.60% del monto total de sus préstamos”, detalló.

Analizó que el banco con mayor productividad es Lafise Bancentro debido a que su captación de depósitos es igual a 10.86 veces el valor de su patrimonio, es el tercero en eficacia en el manejo de la cartera -porque el monto de sus préstamos es igual a 11.41 veces el monto de sus gastos administrativos-, el cuarto en eficacia en la generación de ingresos financieros -porque la utilidad financiera es igual a 0.95 veces el monto de sus gastos administrativos-, y, además, posee la tercer más alta productividad de servicios, al representar sus ingresos no financieros (comisiones y otros ingresos operativos) 0.60 veces el monto de sus gastos administrativos.

Lafise, el más sólido

Avendaño señaló que el banco más accesible también es el CITI por tener 188,540 prestatarios (o sea, el 28.9% del total de prestatarios de crédito en la banca), al destinar el 77.51% de los depósitos a préstamos, al pagar una tasa de interés implícita anual de 3.32% sobre los depósitos de ahorro y a plazos en monedas local y extranjera, y al generar el mayor volumen de servicios al público al registrar ingresos no financieros iguales a 8.33% del monto de préstamos.

“El CITI ocupó el primer lugar en la clasificación de la calidad de la banca privada nicaragüense en diciembre de 2010, al mostrar un índice de 136.06 (Base: Banca Privada = 100)”, destacó. “Para alcanzar el primer lugar entre los seis bancos privados existentes en el país a esa fecha, el CITI obtuvo el primer lugar en rentabilidad y accesibilidad, el segundo lugar en solidez, el cuarto lugar en liquidez y el quinto lugar en productividad”, indicó.

Reiteró que el banco más sólido es también Lafise Bancentro al mostrar un monto de préstamos vencidos igual a 0.98% del monto total de su cartera de crédito bruta, al ocupar el sexto lugar en la adecuación de capital con un 15.5% y un monto total de reservas de cartera y patrimonio igual a 15.26 veces el monto de la cartera vencida, y ocupa el primer lugar en las menores proporciones de liquidez en córdobas neta de depósitos en cuenta corriente en córdobas en relación con sus activos, igual a -5.62%, o sea que no está expuesto a riesgos cambiarios.

Banpro con menor colchón para riesgos

El economista señaló que Lafise Bancentro es el que tiene la mayor cartera corriente, o sea que prácticamente no tiene cartera vencida, con 98.38%. A este le siguen el Procredit y el BAC. “El Banpro tiene la mayor proporción de la cartera vencida, la cual es igual a 2.79%. Le siguen Citibank y el BDF”, recalcó.

Resaltó que el CITI posee la mayor adecuación de capital, que es de 19.3% y le siguen el BDF y el Procredit. Lafise Bancentro presenta la menor adecuación de capital, que es de 15.5% (la norma establecida es 10%), seguido por el BAC y el Banpro, recordó. “Lafise Bancentro tiene el mejor colchón para riesgos, ya que su reserva de cartera y su patrimonio es igual a 15.26 veces el monto de crédito vencido. Le siguen el Citibank y el Procredit”, sostuvo.

“El Banpro posee el menor colchón para riesgos, debido a que su reserva de cartera y su patrimonio es igual a 8.10 veces el monto de crédito vencido, seguido por el BDF y BAC”, razonó. Mencionó que el BAC muestra la mayor cobertura contra riesgos cambiarios, o sea la menor proporción de la liquidez en córdobas neta de depósitos a la vista en córdobas en relación con el activo total. A este le siguen Lafise Bancentro y Citibank.

Procredit paga mayor tasa de interés anual

Avendaño analizó que el Banpro tiene la menor cobertura contra riesgos cambiarios, seguido por el Procredit y el Citibank. “El CITI ofrece más servicios al público, al representar sus ingresos no financieros el 8.33% del monto de la cartera de crédito bruta. Le siguen el Banpro y Lafise Bancentro”, contó. “El Procredit ofrece menos servicios al público, al representar sus ingresos no financieros el 2.42% del monto de la cartera de crédito bruta, seguido por el BDF y el BAC. El BAC tiene más usuarios de crédito, con un total de 219,446 prestatarios, que representan el 33.68% de todos los clientes que obtuvieron préstamos en el sistema bancario. Le siguen el CITI y el Banpro”, precisó.

Explicó que el Procredit tiene menos prestatarios, sólo 21,052 clientes, seguido por el BDF y Lafise Bancentro. El Citibank cobra la mayor tasa de interés anual sobre préstamos en córdobas y dólares, con un 30.55%. Le siguen el Procredit con un 25.56%, y el BDF con un 15.08%”, agregó. “El Lafise Bancentro cobra la menor tasa de interés anual sobre préstamos en córdobas y dólares, con un 11.85%. Le siguen, el BAC con un 12.68% y el Banpro con un 13.08%”, destacó. Según Avendaño el BDF registra el mayor número de cuentas de depósitos de ahorro y a plazos, con un total de 191,660 y le siguen Banpro y el BAC. “El CITI tiene el menor número de cuentas de depósitos de ahorro y a plazos, con 25,687, seguido de Lafise y Procredit”.

“El Procredit paga la mayor tasa de interés anual sobre depósitos de ahorro y a plazos en córdobas y dólares, con un 4.02%, seguido de el CITI con un 3.32% y el BDF con un 3.13%”, remarcó. Afirmó que el Banpro paga la menor tasa de interés anual sobre depósitos de ahorro y a plazos en córdobas y dólares, con un 2.59% y después le corresponde a Lafise Bancentro con un 2.88%, y al BAC con un 3.10%. El Procredit tiene la mayor proporción de crédito financiado con los depósitos del público, con un 96.09% y después están el BAC y el Citibank. “El Banpro pone la menor proporción de crédito financiado con los depósitos del público, con un 48.00% y siguen Lafise y el BDF”, señaló en un análisis enviado a Carta Bodán.

Carta Bodán

Comments