Aspectos de la vida en los Estados Unidos








Por Alejandro José Gallard Prío


EL ARCHIVO CLXXXIII


Hemos conversado con gente de las diferentes escalas sociales, con el fin de penetrar la realidad de la vida en Estados Unidos y las opiniones son diversas, ya que todo depende de las actividades que desempeñen y el lugar donde residen.

De lo que no hay duda es que este es un conjunto de países (Estados) tan diversos y unísonos entre si, que es allí donde encontramos la fuerza de su economía, que a pesar del desempleo y bajón que ha tenido el poder de compra del consumidor americano, los negocios, en su mayoría, se mantienen, aunque son muy pocos los que obtienen las ganancias a que están acostumbrados, ya que han tenido que otorgar descuento hasta del 70 % en ciertos artículos, para atraer al consumidor que en verdad, sigue impulsivo y compra aun sin que lo necesite.

La diversidad de sus etnias, algunas tan poderosamente influyentes, como los cubanos en el Condado de Miami/Dade, los chicanoamericanos en Los Ángeles, que no es lo mismo que los “mexicanos inmigrantes o mojados, los nórdicos (alemanes, escandinavos, ucranianos, rusos, etc.) que dominan los Estados de Milwaukee, la parte norte de Pensilvania y New York, Winconsin, los griegos y sus minas acuáticas de esponjas en Tampón Spring, Florida , ubicada en la región de Tampa y no dejemos a los salvadoreños en el área de la Capital (Washington), seguidos por los guatemaltecos en Long Island, en fin podríamos seguir hasta el infinito y encontraríamos nichos de inmigrantes que se han asentado en pequeños y grandes núcleos, hasta formar uno de los países mas cosmopolitas del mundo.

Estas etnias, influyen hasta el habito alimenticio de la Unión Americana, quien no conoce la influencia de la cocina mexicana, italiana, con sus tacos, enchiladas y pizzas y ya no digamos de los chinos y japoneses que han adaptado su cocina a la llamada comida rápida americana y los alemanes con sus “hotdogs” y “hamburguesas”, derivados de las salchichas  y carnes molidas nórdicas y los cubanos, cuya influencia en el Sur de la Florida es tal, que hasta el Restaurante mas sofisticado, ofrece el famoso “cortadito” o café cubano. Lo antes descrito, que en realidad es solo parte de la riqueza culinaria de este país, que todavía no llega a igualar  la gastronomía europea y/o asiática, es lo que llena los Restaurantes, aun en esta era de estreñimiento económico, lo cual les ha obligado a vigilar sus costos para no disparar sus precios.

Hay algo muy curioso dentro de estas fuerzas étnicas y es su casi inexistente influencia dentro de la rama hotelera, ya que no se conoce, como tal, Hoteles Mexicanos, Italianos, Alemanes, etc. Lo mismo podemos decir en cuanto al negocio de los Operadores de Turismo (TOURS). Es muy raro ver grupos de viajeros mexicoamericanos, cubanoamericanos, etc. En esto, las diferentes religiones  o clubes de servicios son el común denominador.

La riqueza de este país esta basado en su sistema comunitario, dentro de sus divisiones políticas, llamados en algunos Estados, Condados y en otros, Distritos, hay una diversidad de municipalidades, en cuanto a su poder económico, que unidas logran asegurarse unos servicios públicos de primera calidad, lo cual incluye  escuelas y centros asistenciales diversos.

Los Estados de California, Florida, Massachusetts, New York, Pennsylvania, Illinois, Washington y algunos otros, ofrecen Servicios Sociales excelentes y para ellos no hay diferencia en cuanto al poder económico del ciudadano y en muchos casos, atienden hasta los inmigrantes indocumentados. 

La noche del 31, hubo que llevar a mi señora al Hospital y en la ruta llamar al Cuerpo de Bomberos de Miami/Dade, que tiene un servicio de paramédicos, que en menos de diez minutos se hacia presente para aplicarle los primeros auxilios, con una cortesía ejemplar. Una vez en la Sala de Emergencia del Hospital “MERCY” fue atendida de inmediato, sin que hayamos escuchado durante todo el proceso la pregunta de si teníamos o no protección de seguros, o si éramos o no ciudadanos de este USA.

Fue una noche memorable, ya que en nuestra larga vida, ambos mayores de 86 años de andar en este globo terráqueo, nunca habíamos recibido un nuevo año en una Sala de Emergencia de un Hospital, apreciando por Televisión el conteo de los minutos par a la llegada del 2012, en la magnifica programación de UNIVISION.

Ya estamos de regreso en casa, después de pasar la noche en un excelente Hospital, con una experiencia mas, la cual quisiera trasladar a todas aquellos que visitan este bella nación,  ya que aquí tienen la seguridad de ser atendidos en cualquier momento que requieran servicios médicos de emergencia.

Todos los medico, enfermeras y practicantes que atendieron a Doña Chepy eran bilingües y algunos de ellos, hablaban otros idiomas, lo cual es una garantía que la Metrópolis Iberoamericana da a sus visitantes de que serán atendidos en su idioma y con la simpatía y cortesía innata de la mayoría latinoamericano que la puebla.

UN MUY SALUDABLE, FELIZ Y PRÓSPERO 2012. Hasta la proxima semana con EL ARCHIVO CLXXXIX, el siete de enero del 2012.


Comments