Alemán ya está en campaña y "dispuesto a dar esperanza"



Listado de subpáginas










Managua.-
Las diferencias entre las cúpulas de las organizaciones liberales no podía ser la excepción para cerrar el año, alrededor de la candidatura presidencial.

El Presidente del Movimiento Vamos con Eduardo, el diputado Eduardo Montealegre exhortó a los liberales del PLC concentrar sus esfuerzos en las personas que deben ser electas para cargos en el estado en el primer semestre del 2010 y no en discutir desde ya la candidatura para las elecciones del 2011.

Arnoldo Alemán ha manifestado públicamente su deseo de convertirse en candidato presidencial. La Constitución no se lo prohíbe, pero debe lograrlo con elecciones primarias internas, que el mismo PLC va a organizar.

“Éste es momento de enfocarse en tener un Consejo Supremo Electoral limpio, transparente, con magistrados honestos y comprometidos con la democracia y contar el voto de cada ciudadano, por lo tanto me parece que de aquí a junio es la etapa de los magistrados del Consejo Supremo Electoral, de la institucionalidad”, comentó Montealegre.

Insistió en que “este no es el momento de hablar de candidaturas de nadie, mucho menos de una potencial candidatura de Eduardo Montealegre. No puedo decirte si voy o no voy a lanzarme, obviamente va a depender muchísimo de qué pasa con el Consejo Supremo Electoral, con la unidad, de lo que las bases demócratas de este país, no solamente las liberales, me recomienden qué hacer, y por supuesto la familia”.

Montealegre comentó que ha propuesto a Alemán que permita a nuevas generaciones optar a los cargos de elección popular.

“Yo se lo dije (a Alemán), pero la posición de él es muy clara. Si hay negociación, quiere ser candidato a la Presidencia, yo le dije ‘vos ya fuiste, creo que es a nuevas generaciones a quienes les corresponde’. Él dijo ‘para que yo me aparte, vamos a primarias’. Entonces vamos a primarias, en este momento no te puedo decir si voy a participar o no”, señaló Montealegre.

Alemán y la "Nota Garza"

En su programa semanal de televisión, el ex presidente Arnoldo Alemán, reveló que apenas había entregado la banda presidencial al Presidente Enrique Bolaños el 10 de Enero del 2002, recibió una nota del entonces Embajador de Estados Unidos en Managua, Oliver Garza, en la que le decía que debía abandonar Nicaragua porque dos tigres no podían vivir en la misma colina.

“Garza me notificó que el nuevo presidente (Bolaños) se sentía mal porque yo le iba a hacer sombra. Mi respuesta fue con mi tradicional lenguaje refranero que para evitar tener sombras que se mantuviera como al mediodía, cuando el sol en el zenit no proyecta sombra a ningún lado. A partir de ese momento comenzó mi calvario”, sostuvo, acusando a Bolaños de ser prepotente y malvado, que se alió con fuerzas externas e internas “por no cumplir las exigencias del imperio”.

Alemán sostuvo que él siempre ha sido inocente, pero fue enviado a los tribunales controlados por el FSLN, “para ser pasto de nuestros adversarios” y porque se quiso destruirlo a él y su familia.

Luego de hacer un recuento de las acusaciones y de mostrarse como víctima de una conspiración, acusó al ex diputado Mariano Suárez, quien dio su voto para quitarle la inmunidad, de ser un corrupto adicto de las francachelas.

Dijo que meses después, estando él preso, Garza volvió al poder y exigió a su esposa, María Fernanda, para que desistiera de hacerle resistencia a Bolaños y le advirtió que eso tendría consecuencias “y ahí nació la acusación en Panamá”, mientras que toda su familia se le quitó la visa norteamericana.

Dispuesto a "dar esperanza"

El ex presidente Arnoldo Alemán ya se muestra como candidato a la presidencia por los liberales, de ahí que en su programa televisivo dijo estar dispuesto él y su familia a “darle esperanza al pueblo de Nicaragua”, miles de empleos y una vida con dignidad.

“Volverán los tiempos en que construiremos una aula (escolar) por día y habrá hospitales con medicinas”, afirmó.

El ex mandatario adelantó que en ese sentido su partido está trabajando en la elaboración de un plan de gobierno que ofrecerá al país para entusiasmar a todos los nicaragüenses y quitarles el temor.

“Nos estamos preparando para enfrentar al candidato que quiera poner el orteguismo, porque la Constitución no ha sido reformada y nadie puede ser elegido de forma continua y mucho menos con remedos de sentencias que solo sirven para rellenar el barril de la basura”, manifestó.

Dijo que algunos ilusos quieren acabar con él a punta de encuestas, diciendo que el liberalismo es un mito y que si él va de candidato los indecisos no votarían por él.

“Todas son mentiras”, expresó.

Informe Pastrán

Comments