ACNUR llama a Costa Rica a continuar tradición de protección a refugiados







En el 60º aniversario de la Convención del Estatuto de los Refugiados de 1951



San José.-  En el 60º aniversario de la Convención del Estatuto de los Refugiados de 1951, fundamento jurídico para la protección de estas personas, la oficina del ACNUR en Costa Rica hace un llamado al país para que continúe su histórica tradición de respecto al derecho de asilo y a la protección internacional.

Como parte de las actividades de conmemoración, el ACNUR en conjunto con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto prepararon una mesa redonda sobre el tema de la protección a refugiados que contará con la presencia del ministro de Seguridad Pública, Mario Zamora, la directora de Migración, Kathya Rodríguez, la presidenta de la Sala Constitucional, Ana Virginia Calzada, la Defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, el director jurídico de la Cancillería, Carlos Vargas y el representante del ACNUR en Costa Rica, Jozef Merkx.

La actividad se llevará a cabo en la tarde de este jueves en el Salón Dorado de la Cancillería costarricense.

“Costa Rica ha forjado, desde 1978, cuando dio su adhesión a la Convención del Estatuto de los Refugiados, una significativa tradición de respeto por los derechos de las personas refugiadas, quienes han sido perseguidas por su raza, religión, nacionalidad, género, opinión política o por pertenecer a determinado grupo social. En esta fecha especial, queremos motivar al país a continuar su esfuerzos por alcanzar un estándar de excelencia en su sistema de asilo”,  expresó Merkx.

El próximo mes de diciembre se realizará en la sede del ACNUR en Ginebra, una reunión ministerial en la que Costa Rica hará públicos sus compromisos puntuales en materia de protección de las personas refugiadas.

El ACNUR ha acompañado al país en importantes momentos históricos en los que miles de personas se han desplazado a Costa Rica buscando protección para su vida, su seguridad o su libertad. En esos momentos la organización ha apoyado al Gobierno a dar protección a los refugiados que huyeron de las dictaduras en América del Sur, las guerras civiles centroamericanas y, recientemente, del conflicto armado que sufre Colombia, entre otros.

Costa Rica recibe mensualmente 80 solicitudes de la condición de refugiado, mayormente de colombianos, así como de hondureños, venezolanos, cubanos y salvadoreños. En el país viven 12.500 personas refugiadas de 40 nacionalidades distintas, lo que coloca al país en un segundo puesto a nivel latinoamericano con más personas reconocidas con este estatuto humanitario.

“Aunque siempre hay retos pendientes, hay que reconocer que el Estado costarricense se ha preocupado por crear un sistema de protección
profesional, que permita a la población refugiada integrarse en la sociedad receptora”, expresó Jozef Merkx.

Entre los retos pendientes en la materia, la agencia señala los altos costos de la documentación para las personas refugiadas y la necesidad de dar un permiso de trabajo temporal a los solicitantes de la condición de refugiado que no tengan una respuesta a su trámite luego de tres meses, como establece por la ley.

Este año, además del 60º aniversario de la Convención de 1951, la propia agencia del ACNUR celebra también el trabajo de 60 años brindando
protección a refugiados, conjuntamente con el 50º aniversario de la Convención para Reducir los casos de Apatridia de 1961.

El ACNUR fue creado el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de la ONU. Su propósito original era encontrar una solución para el
problema de los refugiados de la Segunda Guerra Mundial pero su labor se expandió rápidamente. En 1956 enfrentó su primera gran emergencia internacional, ocasionada por el flujo masivo de refugiados húngaros que huían de la represión de las fuerzas soviéticas.

En la década de 1960, la descolonización en África produjo la primera de muchas crisis de refugiados en el continente, por las cuales se necesitó la intervención del ACNUR. En las siguientes dos décadas, el ACNUR tuvo que brindar asistencia en las crisis de desplazamiento forzado en Asia y América Latina.

Hoy la agencia enfrenta situaciones de desplazamiento más graves del mundo. La población mundial de refugiados, desplazados internos y solicitantes de asilo se estima en 43 millones de personas, la mayoría de ellas está bajo el mandato del ACNUR.

Artistas gráficos celebran el derecho de asilo con sus diseños

Cinco talentosos artistas gráficos crearon un afiche para recordar la vigencia y la importancia
del derecho de asilo, en el marco del 60º aniversario de la Convención del Estatuto de los Refugiados de 1951, fundamento jurídico para la protección de las personas que han sido perseguidas por su raza, religión, nacionalidad, opinión política, género o por pertenecer a determinado grupo social.

Priscilla Aguirre, Max Cantillo, José A. Hernández, Eduardo Chang y Miguel Cabrera fueron los diseñadores que investigaron sobre esta Convención y el ser refugiado y, a partir de esto, diseñaron un afiche de gran formato que se mostrará en la actividad de conmemoración del aniversario.

“En mi caso particular quise presentar la necesidad de asilo como una situación a la que todos estamos expuestos. La gente piensa en que aquel que pide asilo es un individuo extraño, cuando en realidad es una persona común y corriente en una situación extrema”, comentó el artista Eduardo Chang.

El ACNUR en conjunto con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto llevará a cabo hoy jueves una mesa redonda sobre el tema de la protección a refugiados, que contará con la presencia de funcionarios de gobierno y representantes del organismo internacional. Al finalizar esta actividad, se dará un reconocimiento a los diseñadores que participaron de manera desinteresada en el proyecto.

“Para nosotros es especialmente importante, en el marco de este aniversario, mostrar a la población general, y en particular a la joven, cómo la Convención del Estatuto de los Refugiados es un instrumento relevante y fundamental hoy. Los diseñadores permiten, a través de la ilustración, la fotografía y el diseño acercarse a la esencia del instrumento”, expresó Jozef Merkx, representante del ACNUR en Costa Rica.

Con este aniversario el ACNUR da también por terminada la campaña “Protege a un refugiado”, la cual buscó diseminar la definición de refugiado en las redes sociales para promover la integración local de estas personas.



Comments