¿Y yo qué gano?








Por Alejandro José Gallard Prío


EL ARCHIVO CLXIV


En realidad, los que hacen esta pregunta, son aquellos que no se quieren, ya que no hay felicidad más sublime, que la alegría de poder dar. Ganar, en el sentido bursátil, es material y por lo tanto, hoy está y mañana no sabemos, mientras que la felicidad de compartir, que es parte de tu ser, es algo contagioso, es parte de un todo que llega sin esfuerzo y que sobrevive en el recuerdo.

Nunca he podido entender el “yoquepierdismo” y mucho menos el ¿y yo, que gano? Ya que esta forma de actuar en la vida, es tan contraria a la ética que me legaron mis viejos. Ellos eran la escuela que me forjó con su constante ejemplo. Nunca se rindieron, nunca bajaron la guardia, nunca ensuciaron su imagen de seres honestos, trabajadores y respetuosos de los derechos  de aquellos que cruzaban sus vías. Me recuerdo que nos decían, en la vida, toda actividad demanda sinceridad y honestidad, ya sea social, política o bursátil, por eso es que siempre hay que vivir en eterna vigilancia, lo cual es el precio de la felicidad!

Hace unos días, conversé con un amigo, exitoso empresario, quien pertenece al exclusivo CLUB de  los,¿Y YO QUE GANO? Aunque es poco común para mí, la verdad es que solo oía y entre más escuchaba, más perplejo  quedaba,  ya  que  este  pilar  de la  economía criolla, estaba explicándome las virtudes del por qué Nicaragua era el país más seguro, más progresista y más invitante y atractivo, para usar un nuevo vocablo, para el inversionista, comerciante e industrial. Me dejó tan perplejo, que comencé a sentirme que estaba residiendo en un PARAISO y era un mal agradecido al no reconocerlo.

El estado ignoto, no me duró mucho, solo tuve que salir a la calle y comenzar a ver la basura que la progresista administración de Managua no ha podido controlar, a pesar de que los contribuyentes están pagando sus impuestos, pues los de la Alcaldía, dicen que han incrementado la recaudación. Seguí en mi camino a casa y lo que se capta no es un Paraíso y menos cuando se platica con la población, por lo que ese CLUB de los “¿Y YO, QUE GANO?”, tienen que cambiar de actitud, usar la influencia que dicen tener, a fin de convencer a los Administradores o Capataces de estos países,  que tomen en serio sus responsabilidades, que eviten caer en la politiquería, ya que demostrando al pueblo que son buenos administradores, posiblemente obtendrían el apoyo de un electorado  agradecido, sin necesidad de hacer uso de los alumnos de la escuela del Maestro y Doctor, Modesto Salmerón, aquel súper confiable ministro de Gobernación y gurú Jinotepino que contaba los votos y decidía, sin tomar en cuenta lo contado, los resultados de las elecciones en la era de los Somoza.

Pero como dice Doña Pilar, yo no comento sobre política, sino sobre TURISMO, que es parte integral de la bienandanza de los países de esta región, por lo que me veo obligado a involucrarme en todo aquello que tienda a  mejorar las oportunidades de estos destinos, que si Dios les regaló una bendita naturaleza, se descuidó en cuanto al porcentaje de “corruptos”, que han desarrollado una nueva fauna de BORREGOS, como les bautizase hace algún tiempo, mi querido hermano y recordado periodista Ernesto Rivas Solís.

Como las décadas pasan y es mi deseo darle continuidad a EL ARCHIVO, que dicho sea de paso, comenzó a publicarse a fines de la década de los 50 en un dúo con Ernesto en el diario nicaragüense “LA NOTICIA”, fundado por ese hito del periodismo centroamericano, Juan Ramón Avilés, tengo el gusto de anunciarles que he decidido convertir el BLOG EL ARCHIVO, en una publicación cibernética diaria, con el fin de divulgar la opinión de demócratas republicanos de habla hispana, para que con sus pensamientos marquen el sendero de la ruta que guíe a nuestros pueblos a liberarse de las injusticias y abusos de los indispensables y autócratas que los mantienen en la pobreza y  la ignorancia, así mismo queremos invitar a comentaristas en temas tan importantes para nuestros hermanos idiomáticos, como la salud física y mental, educación, su finanzas personales, sus derechos cívicos y legales y como mejorar su producción agrícola y ganadera. Me gustaría que se uniesen aquellos quehan demostrado interés en el bienestar de sus coterráneos, americanos todos, sin preguntar y YO QUE GANO, y acepten colaborar en esta jornada intelectual, ya que ellos saben que cuando hay bienestar comunitario, todos ganamos. Aquellos que se consideren ser parte de este privilegiado grupo de patriotas americanos, les invitamos a enviarnos su colaboración y así formar parte del equipo editorial de este medio cibernético, el cual estará bajo la coordinación, dirección y diseño de Julián Frech Ayub, Juan Flavio Orozco Valladares y Álvaro Bagnarello Ramírez y su servidor, que seguirá escribiendo sus columnas semanales sobre temas relacionados con turismo, mientras Dios le regale energía y vida.

Hasta la próxima semana con EL ARCHIVO CLXV, desde algún lugar de Nicaragua, ya que si escribimos sobre las virtudes del turismo, hay que viajar para conocerlas y comentarlas.


Comments