"Proceso electoral fue fraudulento, ilegal e ilegítimo", dicen socialcristianos







Managua.- Los socialcristianos nicaragüenses se pronunciaron este jueves sobre el proceso electoral que culminó el domingo pasado con la reelección para otro período de cinco años del mandatario Daniel Ortega, del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que ha sido calificada como "fraudulenta" por los principales candidatos presidenciales de la oposición, la sociedad civil y cuestionada por la misión de observadores de la Unión Europea, cuyo vocero señaló que se utilizaron "trampas y zancadillas" para lograr la victoria del candidato oficialista.

"Fieles a los principios y valores que nos enseñaron los fundadores del partido en 1957, y que nos ha llevado a grandes luchas por la libertad y la democracia, nos unimos plenamente a todas las voces, organizaciones nacionales e internacionales, gobiernos y países amigos, que han señalado fehacientemente que los resultados de las elecciones del pasado domingo 6 de noviembre fueron producto de un proceso electoral fraudulento, ilegal, ilegítimo y plagado de múltiples irregularidades y arbitrariedades", dice el pronunciamiento que hizo llegar a la redacción de "Nicaragua Hoy" el Lic. José Dávila Membreño, uno de los principales dirigentes socialcristianos del país.

"Consideramos que lo que quiere la familia Ortega es iniciar su propia dinastía para ahogar todo rasgo de democracia y construir su propio imperio de poder y enriquecimiento, semejante al construido por la familia Somoza en décadas pasadas, con la diferencia que la dinastía de los Somoza duró 40 años incluyendo los períodos de presidentes títeres, mientras Ortega, él solo, quiere con estos próximos 5 años, llegar a 20 años de estar en el poder, la mitad de toda la dinastía de Somoza y familiares.

Los socialcristianos nicaragüenses estamos unidos y juntando esfuerzos en la posición de desconocer el resultado de estas elecciones, desconocer al régimen de facto de Ortega, y demandamos que se convoque a un nuevo proceso electoral organizado por un grupo de Notables como autoridades electorales, con plena observación nacional e internacional, que aplica estrictamente las recomendaciones nacionales e internacionales para un proceso de elecciones libres y honestas, que garantice una competencia leal, justa y equitativa de donde surjan las nuevas autoridades nacionales.

Sólo así Nicaragua podría retomar el cauce de la democracia y garantizar la paz social que necesitan todos los ciudadanos para su desarrollo integral y un futuro mejor", concluyen los socialcristianos nicaragüenses.



Comments