"Es triste que podamos caer en una situación de terrorismo", dice Arzobispo de Managua







Managua.- El Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes dijo desconocer los motivos y la procedencia de las amenazas y del acoso en contra de varios sacerdotes nicaragüenses, pero indicó que si el fin es intimidarlos, no lo lograrán. La Iglesia Católica de Nicaragua está preocupada ante la posibilidad de que las amenazas y el acoso que han recibido algunos sacerdotes puedan transformarse en actos terroristas, afirmó al matutino El Nuevo Diario el Arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Leopoldo Brenes.

“Algunos (sacerdotes) me han manifestado sus inquietudes y nos preocupa, porque es triste que podamos caer en una situación de terrorismo, porque pienso que esas personas no actúan correctamente, sin embargo, nosotros seguimos trabajando. Los sacerdotes que han recibido esas llamadas, que (les) han tocado a media noche el timbre, que se (les) han estacionado al frente, siguen trabajando”, manifestó Brenes.

El Arzobispo de Managua aseveró que algunos religiosos no interponen la denuncia en la Policía porque desconfían de la institución, ya que en otras ocasiones han hecho del conocimiento de la institución policial las quejas y no han recibido una respuesta, no obstante, dijo que harán llegar estos hechos a las autoridades policiales.

“Hemos dicho en nuestro comunicado que valoramos todo el trabajo que la Policía hizo en la captura del asesino del padre Marlon (Pupiro), pero luego sabemos que es una institución, que como toda institución humana puede tener su debilidad, pero a como te digo, el próximo martes vamos a tomar la decisión y pienso que vamos a poner en las manos (de la Policía) los datos que tengamos”, adelantó Brenes.

Fanáticos políticos intolerantes

Monseñor Brenes dijo desconocer los motivos y la procedencia de las amenazas y del acoso, pero indicó que si el fin es intimidarlos, no lo lograrán. “Parece que sí hubo una persona que le dijo eso, sin embargo él sigue trabajando”, señaló el religioso, en relación con la amenaza que recibió el párroco Edwin Román, de la Iglesia de Nindirí, por parte de alguien supuestamente ligado al Frente Sandinista, quien le advirtió que la estaba “encabando”.

El Arzobispo recordó que la Iglesia Católica tiene más de 2 mil años, y que a través del tiempo ha sido perseguida por quienes no están de acuerdo con ella, pero que no podrá ser destruida por tratarse de una obra divina y no humana.

Feligreses han ayudado con investigación

Sobre la condena de 30 años que recibió Yazker Blandón, asesino del sacerdote Marlon Pupiro, monseñor Brenes dijo que la pena le servirá para reflexionar y que luego pueda reconciliarse con Dios. Reiteró que la Iglesia ha pedido que las investigaciones por este caso continúen, debido a que aún hay cabos sueltos.

“La gente está llegando para compartir sus experiencias, testimonios, y la comisión está recabando todos los datos, poco a poco. Creo que esto es un proceso bastante largo, pero yo he querido formar una comisión para que la gente que conoció al padre Marlon pueda también dar su testimonio, sus muestras de cariño, y luego, pues, si tenemos alguna cosa que manifestar más adelante a la Policía y a la Fiscalía, pues se la vamos a transmitir como una inquietud”, aseguró.

Enlace a Radio Católica de Nicaragua

Audios. Quién era el Padre Pupiro.



Comments